A Penélope Cruz le cuesta asimilar la fama

La actriz española no se ha acostumbrado todavía a la repercusión mediática que implica ser una estrella de Hollywood.

Penélope Cruz en el estreno de 'El consejero'.AFP

La discreción y la timidez que definen a la actriz Penélope Cruz en sus apariciones públicas es un buen reflejo del celo con el que protege todo lo relativo a su vida privada, una actitud que tiene sus raíces en las dificultades que vive la artista a la hora de aceptar su condición de figura pública. Tanto es así, que la española confiesa que sigue sin familiarizarse con la popularidad y la expectativa mediática que la rodean desde hace ya casi dos décadas por su éxito cinematográfico, ya que para ella siguen siendo conceptos "extraños" con los que no se siente identificada y que nunca le han interesado.

"La idea de ser una estrella y un personaje conocido en la opinión pública sigue resultándome muy extraña y completamente alejada de mi personalidad. Al menos en mi país siempre estuve acostumbrada a ser una actriz y una artista, nada comparado con lo que implica aquí ser toda una celebridad", asegura Penélope en la edición estadounidense de la revista Elle, que ha contado con su imagen y con la de la intérprete francesa Marion Cotillard para ilustrar la que considera la "generación que ha transformado Hollywood".

Tras varios meses alejada de la opinión pública por los entresijos de su segunda maternidad -Penélope Cruz dio a luz a su segunda hija, Luna, el pasado verano-, la mujer de Javier Bardem protagonizó recientemente una mediática reaparición en Londres para presentar su último proyecto en la meca del cine, 'El consejero', una millonaria producción que no dudó en contar con ella a pesar de las grandes "inseguridades" que la actriz sigue teniendo en relación a su vida profesional.

"Estoy atemorizada ante buena parte del mundo que me rodea, aunque me he entrenado desde joven para ocultar todos mis miedos bajo una máscara de fortaleza. Pero lo cierto es que soy un manojo de inseguridades y siempre lo he sido", admitía la estrella al diario británico The Daily Telegraph.

Pese a sentirse más vinculada con la vertiente más tradicional de su oficio y sentir cierto rechazo por el halo de distinción de Hollywood, la actriz madrileña no ha tenido inconveniente a la hora de integrarse en el reparto de películas del cine más comercial como la cuarta entrega de 'Piratas del Caribe', 'Bandidas' -junto a su amiga Salma Hayek- o 'La mandolina del capitán Corelli': una cinta que fue vapuleada por la crítica sin ningún tipo de piedad. De hecho, la Academia de Hollywood ha reconocido principalmente aquellos trabajos en los que Penélope da rienda suelta a su carácter más español, premiando su temperamental interpretación en 'Vicky Cristina Barcelona' con un Óscar (2009) y, anteriormente, otorgándole una nominación por su aclamado papel en 'Volver' (2006). 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Jon Snow y Chimuelo en un clip

La actriz Sondra Locke muere a los 74 años