Pfeiffer y De Niro, en familia

Después de varios intentos por reunirlos, Michelle Pfiffer y Robert de Niro por fin se encontraron en una película.

Michelle Pfeiffer y Robert de Niro, durante la presentación de su más reciente película, ‘La familia’. / AFP

Fue bastante fácil decidir, cuando llegó la hora de elegir entre Robert de Niro y Michelle Pfeiffer para entrevistarlos en Nueva York por la película La familia. ¿Podíamos dejar afuera a Robert de Niro para quedarnos a solas con Michelle Pfeiffer? ¿Era lógico entrevistar solamente a De Niro sin aprovechar a Michelle? Y si la película tiene tanto que ver con la familia, no quedaban dudas. Había que entrevistarlos a los dos, juntos.

Michelle, ¿cómo es Robert de Niro cuando se apagan las cámaras?

Michelle Pfeiffer: ¡Ah! (acaricia a Robert de Niro). Para mí fue un sueño trabajar con él (vuelve a mirar a De Niro). Perdón por avergonzarte, pero para cualquier actor, no hay nada mejor que trabajar con De Niro. La tercera fue la vencida, porque tuvieron que pasar tres películas para trabajar con él. Finalmente lo hicimos. La verdad, no sabía lo que podía esperar, porque apenas nos habíamos conocido en una alfombra roja, sonriendo a la cámara para el estreno de dos películas. Y es encantador, en cada aspecto de la palabra. Fue genial ver lo generoso que es con todos los actores, siempre abierto a todos. Lo único malo es que no hayamos podido tener más escenas juntos.

¿Y Robert de Niro? ¿Se da cuenta de la importante influencia que tiene no sólo en los actores de Hollywood, sino también en el mundo entero?

Robert de Niro: La verdad, no pienso demasiado en el tema. Claro, a veces me doy cuenta, por lo que dice la gente. Pero no, para nada.

¿Alguna vez pensaron en jubilarse, como pasa en esta nueva película?

Robert de Niro: ¿Qué voy a hacer? ¿Morirme? (risas). Disfruto mi trabajo y tampoco hago tantas películas como crees, hoy en día están repartidas mucho más.

¿Qué título le pondrían a una autobiografía?

Michelle Pfeiffer: Ahí está... por gracia de Dios. (Robert de Niro se ríe).

¿Y se atreverían a escribir realmente su autobiografía?

Michelle Pfeiffer: No.

Robert De Niro: Yo tampoco.

Con dos Oscar y siete nominaciones, no quedan dudas de la importancia de Robert de Niro en Hollywood. Pero las tres nominaciones al Oscar de Michelle Pfeiffer tampoco la desprestigian. Como si hubieran vivido en mundos mafiosos paralelos, Pfeiffer se había hecho famosa cuando protagonizó la historia de la mafia de los traficantes, en Scarface, con un viejo competidor de Bob de Niro: Al Pacino. Y Robert de Niro ya había hecho dos películas de la mafia, como Bloody mama y The gang that couldn't shoot straight, hasta que ganó el Oscar de 1975 con el famoso personaje de Vito Corleone en The Godfather part II. Y mientras Pfeiffer siguió trabajando con otros 'capos', como Jack Nicholson en Las brujas de Eastwick, Daniel Day-Lewis en La edad de la inocencia o Robert Redford en Íntimo y personal, De Niro seguía su camino con pocas estrellas femeninas, con las excepciones de Sharon Stone en Casino (sí, otra historia de mafiosos), Jane Fonda en Stanley & Iris o la madre de Gwyneth Paltrow, Blythe Danner, en las diferentes comedias de La familia de mi esposo. Y aunque no es común verlo en pareja en el cine, en la realidad, Robert de Niro pasó dos veces por el altar. Entre 1976 y 1988 estuvo casado con la desconocida actriz Diahnne Abbot (una de las meseras de Taxi driver), y desde 1997 está casado con Grace Hightower, que también tuvo algunas pocas apariciones como actriz. Por su lado, Michelle Pfeiffer también ha estado casada dos veces. Primero con el director Peter Horton, entre 1981 y 1988. Y después, con su actual marido, el productor y escritor David E. Kelley, desde 1993, con quien adoptó sus dos hijos: Claudia (20) y John (19). Y si el tema de la familia importa tanto, De Niro lleva la delantera, con seis hijos, dos con cada matrimonio y los mellizos que tuvo en 1995 con la modelo Toukie Smith. Pero claro, en cine, Robert de Niro y Michelle Pfeiffer forman otro estilo de familia mafiosa, mucho 'menos' popular.

¿Podemos asumir que Hollywood tiene su propia mafia y es lo bueno del negocio del cine?

Robert de Niro: Bueno, existen grupos de gente que trabajan o están siempre juntos. Pero es como en cualquier profesión, en cualquier negocio y cualquier comunidad creativa. La gente trabaja con ciertos grupos.

Michelle Pfeiffer: Es una buena forma de matarnos solamente entre nosotros.

¿Encuentran algún punto en común entre su familia de la vida real y ‘La familia’ del cine?

Michelle Pfeiffer: Sí, yo tengo una hija y un hijo y siento la misma unión de la película, dándole prioridad a la familia por encima de todo.

Robert de Niro: Sí, los dos tenemos experiencia en ese sentido. No sólo en la relación familiar, también en el matrimonio y por eso pudimos mostrar tan fácilmente esta relación, aunque el guión también lo hizo todo más fácil.

¿Existe alguna relación entre los temas más oscuros y la comedia?

Robert de Niro: Supongo que a todos nos interesan los temas oscuros, pero el humor también ayuda a conectarse.

Michelle Pfeiffer: Es todo un tabú, lo más común es tratar de mostrar lo que socialmente está aceptado. Pero en las sociedades civilizadas nos pasamos la vida entera tratando de ser parte de la aceptación social. Y da gusto ver en el cine, cuando algo no es así, especialmente con este estilo de película donde te horrorizas y te ríes al mismo tiempo, con vergüenza de reírte del horror que estás viendo. Pero también es lo que se logra con lo inesperado, porque siempre es entretenido.

¿Y cómo se logra que una comedia termine siendo un clásico del cine, como ‘Analízame’, por ejemplo?

Robert de Niro: Yo creo que la parte humana es lo más importante. Como esta película, por ejemplo, La familia, tiene que tener algo de realidad, aunque puedas salirte del camino, los desvíos también tienen que mantenerte con los pies sobre la tierra.

Michelle Pfeiffer: Yo pienso que una película se convierte en un clásico cuando toca nuevos territorios que nunca antes se tocaron, y además tiene una buena historia. Con esos elementos se consigue un clásico, sin importar el género.

Filmes de Robert de Niro

‘Taxi Driver’En este filme (1976) De Niro interpreta a Travis Bickle, un exmarine de EE.UU. que vive en Manhattan y decide tomar un trabajo como taxista. Tras una serie de incidencias, Bickle se convierte en asesino. Dirigido por Martin Scorsese.‘El Padrino II’Bajo la dirección de Francis Ford Coppola, De Niro tomó aquí el papel de Vito Corleone durante su juventud, cuando comenzó su camino en el hampa. De Niro se presentó para interpretar a Corleone en la primera parte, pero no obtuvo el papel.‘Cape fear’Este filme, también de Martin Scorsese, es una adaptación de la película del mismo nombre de 1962. Maz Cady (De Niro), acusado de violación, busca vengarse de un exdefensor público, a quien culpa por su condena en la cárcel.

Michelle Pfeiffer y el cine

‘La edad de la inocencia’En 1993 se estrenó esta película, una adaptación de la novela que lleva el mismo nombre escrita por Edith Wharton. La cinta fue dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Pfeiffer, Daniel Day-Lewis y Winona Ryder.‘Batman regresa’La película, estrenada en 1992, fue la segunda entrega del superhéroe dirigida por Tim Burton, en la que Pfeiffer interpretó el papel de Gatúbela. También fue la segunda ocasión en la que Michael Keaton asumió el rol de Bruce Wayne/Batman.

fabian@waintal.com