Samuel L. Jackson deja el veganismo por exigencias del guión

A raíz de su papel en 'Tarzán', el actor tuvo que engordar los 10 kilos que le pedían los productores de la película.

Samuel L. Jackson. AFP

No siempre comer sano es compatible con el trabajo de uno, sobre todo si ese uno es actor. Eso le ocurrió a Samuel L. Jackson, quien embarcado en el rodaje de 'Tarzán' tenía que aumentar 10 kilos de peso para estar acorde a su papel de George Washington Williams y evitar así ser despedido por los productores del filme. Sin embargo, practicando una dieta vegana lo que consiguió el intérprete fue justo lo contrario: perder 20 kilos, por lo que tuvo que abandonar la saludable práctica y darse de nuevo a los platos ricos en proteínas.

"En agosto de 2013 [me hice vegano] porque dije que quería vivir para siempre. Pero me amenazaron con echarme de la película 'Tarzán' si no ganaba 10 kilos. Terminé perdiendo 20 kilos por lo que decidí comenzar a comer de nuevo. Dejé de ser vegano. Como proteínas dos o tres veces por semana y soy vegetariano los otros cuatros días", cuenta el actor en el periódico Metro.

Samuel L. Jackson nunca sintió que estuviera especialmente delgado porque ninguno de sus compañeros se lo dijo, pero cuando comenzó a coger peso bromearon con él diciéndole que antes parecía una "piruleta". (Leer Actor de "True Blood" encarnará a "Tarzán").

"Nadie dijo nada hasta que empecé a ganar peso, fue entonces cuando me dijeron que antes se me veía como una piruleta", añadió.
 

Temas relacionados