Seth Rogen y James Franco desatan la ira de norcoreano Kim Jong-Un

Pyongyang califica de "acto terrorista" la comedia "The Interview", que se burla de su líder.

James Franco y Seth Rogen en una escena de "The Interview".Tomada de imdb.com.

La nueva comedia estadounidense sobre el líder norcoreano Kim Jong-Un no le hace ninguna gracia al régimen comunista, que la denuncia como "acto de terrorismo" y promete "represalias despiadadas".

En "The Interview", Seth Rogen y James Franco dan vida a dos periodistas de televisión encargados por la CIA de asesinar a Kim, interpretado por el actor americano-coreano Randall Park, tras haber conseguido una entrevista con él en Pyongyang. (Ver tráiler de "The Interview", película con Seth Rogen y James Franco).

La película, dirigida por Evan Goldberg, se rodó en Vancuver (Canadá) y sale en los cines el 14 de octubre en Estados Unidos.

En un comunicado emitido el miércoles por la agencia oficial KCNA, un portavoz de la diplomacia norcoreana calificó a los cineastas de "gánsters" y reclamó su censura.

"La realización y la difusión de una película que escenifica un atentado contra nuestro líder (...) supone un acto de terrorismo y un acto de guerra absolutamente intolerable", dijo.

Si la administración estadounidense no lo prohíbe, Corea del Norte se verá forzada a tomar medidas "despiadadas de represalia", añadió el portavoz.

En 2004, el cine estadounidense ya se había burlado del régimen norcoreano en la comedia satírica "Tema America" en la que el padre de Kim, Kim Jong-Il, estaba representado como un déspota aislado.

En el tráiler de "The Interview", un agente de la CIA eleva a Corea del Norte al rango de "país más peligroso del mundo" y explica a los persojes de Rogen y Franco el culto a la personalidad de la dinastía Kim.

"El pueblo de Kim Jong-Un se cree todo lo que dice, incluso que puede hablar con los delfines, que no orina ni defeca", asegura.