"Todos tus muertos" o la risa para denunciar las masacres en Colombia

El filme de Carlos Moreno se presentó en San Sebastián, festival en el que compite en la sección Horizontes Latinos.

¿Qué hacer si uno se encuentra una cincuentena de muertos en su campo? Este es el dilema al que se enfrenta el protagonista de "Todos tus muertos", una comedia negra del director Carlos Moreno para denunciar las masacres y las desapariciones forzadas en el país.

"No es una película para mover, para empatizar, es una película para reflexionar críticamente y divertirse con un tema tan denso y grave como son las masacres", dijo Jorge Herrera, uno de los protagonistas de la cinta, que no duda en confesar que lo que le atrajo fue precisamente el tratamiento que el director decidió dar a su película.

"Uno ante esta película no puede no establecer una ambivalencia porque es un tema muy difícil, muy execrable, pero el tratamiento lo hace reflexivo y divertido, y esa distancia es fundamental", insiste el actor colombiano.

Herrera interpreta en la película al alcalde de un pueblo en un día de elecciones, al que acude un campesino que acaba de encontrarse medio centenar de muertos en un campo de su propiedad.

Este alcalde, el campesino -interpretado por el actor Alvaro Rodríguez- y el comandante militar del lugar, dirigidos por Don Anibal, el cacique que parece controlar todos los hilos, intentarán buscar la manera de deshacerse de unos muertos, que no saben de dónde han llegado.

"Una de las cosas que se intenta en la película es hacer un llamado sobre el fenómeno de la responsabilidad", explicó Herrera en una sala del centro Kursaal de San Sebastián, epicentro del festival internacional de cine de esa ciudad, en el que "Todos tus muertos" compite en la sección Horizontes Latinos, dedicada a películas latinoamericanas o con temática latinoamericana.

Herrera se muestra convencido de que el cine debe seguir teniendo una función denunciadora de la peor cara de Colombia, pese a que reconoce que la situación ha cambiado en los últimos años.

La situación "no está bien, pero ha mejorado relativamente. El nuevo gobierno afortunadamente está haciendo las cosas de una manera muy diferente al anterior", relata.

"El gobierno en estos momentos está mirando hacia atrás, se está dando cuenta de la carencia que ha habido ante un fenómeno tan trágico como es el de los desplazamientos y desapariciones forzadas, y ha implementado el programa 'ley de víctimas'", añadió.

Esta ley, sancionada el pasdo 10 de junio y que tendrá una vigencia de 10 años, indemnizará a las víctimas de grupos guerrilleros, paramilitares y de agentes de la fuerza pública a partir de 1985 (cerca de 4 millones) y restituirá tierras a desplazados a partir de 1991 (unas 400.000 familias), según datos oficiales.

El ejecutivo colombiano de Juan Manuel Santos intentará así resarcir en la medida de lo posible al sinnúmero de víctimas de la violencia en Colombia, según el actor.

"Puede que no lo logre de manera absoluta, igual reparar una cosa así es imposible, pero al menos se le aplaude la intención", insistió Herrera, para quien la película tiene un mensaje bastante universal.

"El público reacciona de la misma manera en todas las latitudes y eso me comprueba del valor universal de la película", añadió el actor, que ha acompañado a la película en varias presentaciones.

El filme tiene una estructura muy teatral y el director de la cinta tiene en mente poder convertirla en un espectáculo de teatro en algún momento, confía Herrera, para el que la película cuenta con posibilidades para alzarse con el premio Horizontes Latinos.

"¿Por qué no?", concluye con una franca sonrisa.