Feria del Libro espera superar récord de visitas

<p>La 21ª Feria Internacional del Libro de Bogotá este año demuestra que no le tiene miedo a las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación: este año se va a dedicar a darle sigilosas miradas al “país de la creación” y los nuevos espacios de lectura como los blogs y en general a Internet. El escritor protagonista será Tomás Carrasquilla.</p>

Japón es el país invitado a esta versión de la Feria Internacional del Libro, sobre todo porque este año se cumplen cien años de las relaciones diplomáticas con el país oriental, que ha sido crucial en la creación de bibliotecas para población infantil desplazada o en situación de pobreza en Colombia.

Andrés López Valderrama, director de Corferias, planteó como reto económico para la feria, superar el record de 377 mil visitantes a la 21ª versión. Ofrece a los asistentes una enriquecida programación con 500 eventos académicos y culturales para públicos infantiles, juveniles, profesionales en la escritura y en el negocio de la publicación de libros.

El Ministerio de Cultura en conjunto con el Instituto Cara y Cuervo harán una distinción a las comunidades indígenas y trovadores del país, con publicaciones que indagan su particular forma de vida, afirmó Clarisa Ruíz, directora de artes del Ministerio. Su objetivo es lograr que para 2010 las industrias creativas colombianas tengan una participación del 10% en el PIB del país, y esto incluye a las editoriales.

Tomás Carrasquilla será el escritor colombiano homenajeado este año: su estilo costumbrista en contraste con su increíble capacidad para ser conocer la realidad mundial. Los asistentes tendrán la oportunidad de ver algunas de sus obras representadas en teatro, así como reediciones de sus mejores textos.

La Secretaría de Cultura, Recreación y Deportes promueve una exposición de fotografías con los mejores momentos de la feria a lo largo de su historia, además de la ceremonia de cierre que incluye unas librerías móviles a lo largo de la ciudad un concierto de la banda musical Aterciopelados.

La Cámara Colombiana del Libro muestra su preocupación por los bajos niveles de lectura en el país a través de su presidente, Moisés Melo. En el 2000, los colombianos leían 2.4 libros por año, mientras que cinco años después la cifra bajó a  1.6, sin tener en cuenta, claro está, que entre esos libros leídos se cuentan los libros de texto que los jóvenes leen por obligación. Para el 2010, la meta es, por lo menos, regresar a como estaba el país al iniciar el milenio; “si el país leyera lo que leen los niños, ya habríamos alcanzado la meta”, afirmó Melo, al destacar a los pequeños como los colombianos más interesados en la lectura por placer.

La Feria del Libro, a partir del próximo año, se trasladará ade abril a agosto, un mes que según Andrés López, cuenta con un mejor clima –menos lluvias-, y además no coincide con otras ferias de libro alrededor del mundo.