La 'hora del cuento' no es sólo para dormir

<p>La Hora del Cuento y Cocina Literaria son los espacios que el Festival El Malpensante organizó para que los más pequeños puedan relacionarse de forma divertida con la literatura.</p>

Este espacio, coordinado por Espantapájaros Taller, reunió todas las tardes a niños para que por medio de actividades lúdicas. La zona donde los más pequeños asisten a clases en el Gimnasio Moderno fue el lugar perfecto. Asientos diminutos, ventanas grandes y mucha vegetación permitió que los asistentes pudieran disfrutar de las aventuras literarias.

En la Cocina Literaria, por ejemplo, en un salón que normalmente es un laboratorio, los niños escucharon el cuento ‘La peor señora del mundo', de Francisco Hinojosa. Ella, la más mala, fue la protagonista varias tardes en aquella sala.

Mientras las representantes de Espantapájaros Taller leían frases como "les pegaba a sus hijos todo el tiempo, por portarse bien y por portarse mal, por sacar diez, nueve, ocho, siete o cinco en los exámenes, disfrutaba poniéndoles limón en los ojos cada mañana y les daba comidas para perro", los niños prestaban atención.

Una vez finalizada la lectura el paso siguiente era cocinar con los mismos ingredientes del cuento. La comida de perro era nada mas y nada menos que pasta para sopa y las moscas, uvas pasas.

Así, mezclando la imaginación y la lectura, los menores entendieron que la literatura no está hecha para grandes pensadores, sino para el público en general. Al final de la jornada los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer al escritor del cuento y darle sus apreciaciones, y claro está, algunas recetas para próximos libros.

Temas relacionados