Inauguran exposición fotográfica que retrata el lado más íntimo de ‘Gabo'

El propio Gabriel García Márquez nos acercó la primera etapa de su vida y obra en "Vivir para contarla", una autobiografía que ahora tiene su reflejo y continuación, en forma de fotografías íntimas y cotidianas, sobre las paredes del Centro Hispano-Colombiano de Madrid.

El niño de mirada asustada que era portada del libro autobiográfico es uno de los primeros en recibir a los visitantes de una muestra que, a través de cincuenta fotografías, "repasa la infancia de Gabo, su primera juventud, su ingreso en el periodismo en Bogotá, su tránsito por Europa o su vida en México", explicó a Efe el consejero de Cultura de la Embajada colombiana, Luis Armando Soto.

Y junto al pequeño Gabo, imágenes de sus familiares, de sus amigos o de aquellos que fueron influencia literaria del autor de "Cien años de Soledad".

"Es una exposición de momentos y de instantes, un conjunto de miradas muy espontáneas sobre la vida de Gabo que no pretende ser exhaustivo o académico", dijo a Efe Dasso Saldívar, uno de los biógrafos del escritor colombiano.

Saldívar, colombiano pero residente en España desde hace treinta años, es autor de la biografía "Viaje a la semilla" , traducida a más de diez idiomas y de donde proceden algunas de las fotografías que componen la muestra, que se inaugura este martes y permanecerá abierta al público hasta el próximo 29 de agosto.

Junto a ellas se exhiben imágenes oficiales, instantáneas de familia y otras firmadas por el fotógrafo colombiano Nereo López.

Todas transmiten, a través del neutro blanco y negro, ternura y naturalidad, sentimientos que, según coinciden Soto y Saldívar, son posibles gracias a la labor del comisario de la exposición, Santiago Mutis, hijo del escritor Álvaro Mutis, y persona muy cercana al autor colombiano.

"Es una exposición hecha por un amigo y, por ello, quien se acerque no se encontrará un montaje de gran formato, sino una muestra de gran significado", subrayó Soto.

"La devoción" por García Márquez que sienten los lectores de este escritor "universal" es suficiente, según Saldívar, para que una exposición como ésta cale en el público.

Saldívar no duda en destacar las fotografías de los abuelos de García Márquez, la instantánea en que aparece con sus hermanos cuando sólo tenía ocho años o aquella que muestra lo que queda de su casa familiar.

"Ahí empezó todo, tras esas fotos se esconde el secreto de su singularidad y su genialidad", subraya Saldívar, mientras compara "Cien años de soledad" con "El Quijote" o "La Odisea".

"Son obras -afirma- que trascienden lo local para adquirir una categoría estética universal".

Paralelamente a la exposición, en el Centro Hispano-Colombiano se proyectará el documental "Buscando a Gabo", del realizador colombiano Luis Fernando "Pacho" Bottia, otra oportunidad, a través de 50 minutos de metraje, de acercarse a la vida del Nobel de Literatura.

En su autobiografía, García Marquez decía que "la vida no es la que uno vivió sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla", y la fotografía puede ser, para los responsables de la muestra, otro medio para plasmar esos recuerdos y acercarlos a los lectores.

Temas relacionados