Jean Nouvel inaugura el parque ‘Selva humana’

El Parque de Poblenou fue concebido como punto de encuentro bajo un diseño de juego de luces y sombras teñidas de color lila.

El  arquitecto francés Jean Nouvel  inauguró en el barrio barcelonés Poblenou “un parque de sol en invierno, que comience a cubrirse en primavera y que en verano se convierta en un parque esencialmente de sombras”, como él mismo lo define.

Para el arquitecto, “la verdadera inauguración deberá hacerse dentro de cinco años”, cuando los árboles y la vegetación hayan crecido lo suficiente y surjan los movimientos de luces y sombras que su diseñador ha previsto.

Nouvel construyó el parque en 5,5 hectáreas, el cual tiene mil árboles, más de 5.000 arbustos, casi 11.000 trepadoras, 35 palmeras y unos 5.000 cactus. El diseño es medioambiental, puesto que el riego, gota a gota, procede de un gran depósito que aprovecha las aguas freáticas.

En una de las áreas del recinto, dominada como todo el parque por el color lila, se destaca un cráter que traslada al visitante por una espiral hasta el ‘centro de la tierra’, donde a través de una instalación telemática podrá conectar con la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.

Autor de proyectos como la Torre de Vidrio de Nueva York y el Quai Branly de París, Nouvel  ganó recientemente el Premio Pritzker , considerado el Nobel de la arquitectura.