"¡Esto es Miranda mi amor!"

Erotismo y sensualidad brotaron toda la noche en el concierto que este grupo argentino ofreció en Bogotá. Durante una hora y media Miranda! recorrió con 22 canciones siete años de vida artística.

Aunque este fin de semana los eventos estuvieron opacados por el Gran Concierto Nacional, Bogotá esperaba con ansiedad otros dos espectáculos: Miranda! y Muse. El primero tenía asegurada su presentación en el Downtown Majestic el sábado 19 de julio y el segundo, en el Palacio de los Deportes al día siguiente.

El antiguo teatro ubicado en pleno centro de la ciudad recibió a Miranda! a las nueve y media de la noche. Alejandro, el vocalista, salió enérgico al escenario vestido de blanco y rosado, y sin saludar empezó a cantar "quisiera llevarme algo, siempre pienso que hoy es la última vez, siempre es la última vez", perteneciente a la canción ‘Agua'.

"Buenas noches Bogotá, somos Miranda!" fueron las palabras que minutos después brindó al público, para continuar con ‘Amanece junto a mi'. Las luces blancas titilaban en todo el recinto simulando ser una gran discoteca en la que la música electro-pop de estos argentinos era la reina de la noche.

Ale, como le dicen sus fans, se acercó a las cámaras fotográficas, se lamió sus cejas espesas y oscuras mientras de su boca se pronunciaba "no voy a ser tu galán, fue la primer cosa que yo pensé, traté de ser natural y en mi nerviosismo me traicioné". La fiesta precedida en su mayoría por jóvenes, siguió al ritmo de ‘Te atreviste y me morí' y ‘Bailarina'.

‘Casualidad' fue la encargada de dar el toque romántico de la noche, apoyada por las actuaciones teatrales de Ale y Juliana -los vocalistas-. Sin embargo, el romanticismo duró poco y la energía de lo eléctrico regresó con ‘Vete de aquí', ‘El profe' y ‘Hola'. A esa hora el calor invadía el Downtown Majestic y el dueño del traje blanco con rosado aprovechó para quitarse el 'blazer' haciendo movimientos típicos del striptease.

En un pequeñísimo receso, Yoku, el tecladista, bajó unos cuantos escalones con el fin de llegar al primer piso de la tarima y moverse como un robot. ‘Yo te diré' y ‘Otra vez' devolvieron el ritmo al concierto.

‘Uno los dos' era sin duda una de las canciones más esperadas de la noche. Por eso, cuando el grupo argentino empezó a cantar "déjalo así mi amor, no quiero mas excusas por favor... yo me quiero escapar recuperemos nuestra libertad", más de una asistente empezó a llorar, tal vez recordando un amor asfixiante del pasado.

Juli, la única mujer de la banda, durante toda la noche lució bella gracias a su vestido negro corto y estraple, pero la sensualidad la atrapó cuando se soltó el cabello e interpretó ‘Say that you love me', de No Doubt.

Una vez más, la música del Downtown cambió con ‘Chicas', pues en un estilo reguetonero la gente bailó y cantó "esto se baila suave suave suavecito, con un pasito chiqui chiqui chiquitito...". La entonación siguió con ‘Perfecta', dando a conocer así una tercera versión de esta canción, pues existe la original y la que cantan con Julieta Venegas.

Si algo tiene de bueno esta banda es el show en vivo. En medio de la oscuridad la guitarra de Lolo brilló con luces blancas y mas tarde de colores, al igual que la de Ale y el bajo de Monoto al mismo tiempo que cantaban ‘Déjame', ‘Enamorada' y ‘Traición'.

‘Romix', ‘Prisionero' y ‘Don' aquel tema en el que rápidamente el vocalista cantaba "te pediré que me acompañes, a donde en verdad no sé, dime que si, miénteme, podría ser que al final rompiste el cristal en mi" fueron el punto, pero no final, de la presentación.

Las luces se apagaron, los músicos dejaron solos sus instrumentos en el escenario y al público gritando ‘otra, otra'. Sin hacerse rogar mucho tiempo, salieron nuevamente a la tarima, esta vez acompañados de una filmadora que en manos de Ale registraba la emoción, alegría y agradecimiento por parte de los colombianos. Inmediatamente, el vocalista exigió "dame más Bogotá, esto es Miranda! mi amor" al compás de los saltos de los espectadores.

A las once de la noche salieron definitivamente luego de haber recorrido siete años de historia musical, cinco discos y 22 canciones.

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Qué hay para escuchar en Rock al Parque 2018?

Rock al Parque 2018: cuando la música es todo