Colombia pondrá a bailar a París al son de la cumbia

Totó la Momposina y Petrona Martínez son algunos de los artistas que participarán en el 14º Festival Ciudades de Músicas del Mundo.

La cantante Petrona Martínez.Archivo El Espectador

Los parisienses podrán bailar bajo el fuego de las velas la tradicional cumbia colombiana a partir del viernes, cuando se inaugura el 14º Festival Ciudades de Músicas del Mundo, consagrado a Colombia y a su ritmo y baile más popular, fruto de cuatrocientos años de mestizaje entre indígenas, europeos y africanos.

Conocidos artistas del folclor colombiano como Totó la Momposina, Petrona Martínez, Juancho Chuchita Fernández, Lidia Montero, Antonio Rivas y la nueva generación, representada por Tato Marenco, participarán en este festival.

"Colombie, mon amour", se lee en los coloridos afiches que anuncian en los muros de la capital francesa y del departamento de la Seine-Saint-Denis un variado programa de cuatro semanas de conciertos, cursos de baile, películas y conferencias en torno al folclor de la costa caribe colombiana.

Lo más novedoso de este festival es que ofrece una muestra de la herencia musical de los colombianos, a través del proyecto "Los hijos de Mamá Cumbé", impulsado por Tato Marenco, quien estudió percusión clásica y músicas tradicionales en París.

Cumbia viene de "Cumbé", un baile de Guinea, que significa jolgorio, parranda. Tiene que ver con Kumba, que según el antropólogo cubano Fernando Ortiz quiere decir hacer ruido.

"Uno de los objetivos es que los franceses y el mundo entero reconozcan las distintas manifestaciones del gran repertorio que tenemos en la Costa caribeña colombiana, el cual ha sido un poco desdibujado con la música foránea", explicó Marenco.

"Queremos llevar nuestra música al reconocimiento máximo, dándole toques modernos, preservando la autenticidad y la herencia de la cumbia tradicional", añadió.

"Los hijos de Mamá Cumbé" interpretarán, entre otras, las cumbias de Gabriel Segura, compositor, poeta, improvisador y cantor, fundador de la Cumbia Soledeña, recientemente fallecido, conocido sobre todo por sus décimas a San Martín, "el santo parrandero".

"Este es un homenaje a Colombia, un efecto de espejo que refleja lo que ocurre allá y lo que pasa aquí, jugando con el paralelismo para descubrir, escuchar, interrogarse y tal vez conocer mejor a ese país cuya imagen nos llega casi siempre muy escamoteada", dice la portavoz del festival, Claire Lextray.

En París estarán también Joselina Llerena y Stanley Montero, en los coros, maracas y gaita macho; Jorge Posada y Alvaro Llerena, tambora, tambor alegre y llamador; Kelly Keito, bajo; Hernando Arias, guitarra, acordeón; Julián Rosseau, trompeta, euforión; Xavier Sibre, clarinete, saxo.

"La cumbia se toca con tres tambores: macho o llamador, hembra o alegre, y tambora, así como con gaitas, flautas de millo y maracas. El sonido de los tambores es potente en sus improvisaciones, dando un sentimiento de libertad y energía", explica Marenco.

En la coreografía de la cumbia tradicional colombiana, el baile es de galanteo. La mujer se mueve serena, erguida, como la mecha de la vela que lleva en una mano, y el hombre se contorsiona como fuego y esperma que se derrite. Las parejas bailan girando en torno a los músicos, en el sentido contrario a las manecillas del reloj.

 

últimas noticias

Sting y Shaggy en Bogotá: sonó la amistad