Roban a Kanye West antes de un concierto

El rapero se vio obligado a aplazar su espectáculo de Vancouver por la misteriosa desaparición de parte de su equipo de sonido.

Kanye West.AFP

Los fans canadienses de Kanye West se llevaron un gran disgusto el domingo pasado cuando un portavoz de su recién estrenada gira de conciertos, 'Yeezus', anunció que el artista se había visto obligado a cancelar su concierto de Vancouver por "circunstancias imprevistas".

Aunque no se ofrecieron más detalles sobre el desafortunado suceso que habría provocado la suspensión del concierto -un espectáculo que ha sido movido al próximo 31 de octubre- la prensa local especula con la posibilidad de que parte del equipo musical del rapero haya sido sustraído, a solo unas horas del comienzo, de los dos camiones que estaban aparcados en las inmediaciones del Rogers Arena: el pabellón donde iba a tener lugar el concierto.

"La actuación de Kanye West de esta noche ha tenido que ser pospuesta para el día 31. Sentimos las molestias y agradecemos la comprensión. Todos estamos muy decepcionados por lo ocurrido", dice el mensaje publicado en Twitter por los responsables del recinto que se quedó anoche sin invitado estrella.

El rapero y prometido de la estrella televisiva Kim Kardashian no ha empezado con muy bien la primera gira que emprende en solitario en casi cinco años, ya que a la suspensión de este segundo concierto en Vancouver se unen las dos horas de retraso que sufrió el espectáculo inaugural que tuvo lugar en Seattle, un contratiempo que Kanye West solventó con su potente directo y las teatrales coreografías que hicieron las delicias de su público: sobre todo cuando el cantante escaló una montaña artificial para interpretar un par de canciones y, repentinamente, apareció un bailarín disfrazado como Jesucristo. 

Temas relacionados