Balance del primer festival de Rock en Río en Madrid

<p>Bob Dylan, Lenny Kravitz, Franz Ferdinand, y los mexicanos Café Tacvba, fueron los encargados de clausurar este domingo el primer concierto que de este festival se realizó en Madrid.</p>

Como esperaban sus organizadores, tuvo una asistencia de 300.000 personas en sus cinco jornadas. Ya está dicho que en el 2010, en la localidad de Arganda del Rey, será la segunda versión.

41.000 personas fueron testigos del cierre de Rock en Rio. Aunque acudió menos gente que en los días anteriores, lo que se pudo apreciar no ha tenido precedentes: Lenny Kravitz, con sus gafas negras y un pañuelo en el cuello, mostró su controvertida personalidad, suspendió momentáneamente su actuación -televisada- por el "humo" que le llegaba al escenario y que le estaba "matando" la garganta.

Reanudó el show diciendo "lo siento, pero quiero dar lo mejor de mi" y, ya sin gafas, fue interpretando clásicos de su discografía como ‘Field of Joy', ‘Love, love, love' y ‘American woman', con las que no falló a la hora de predicar el amor como única clave para solucionar los problemas mundiales. Con temas de su disco más reciente, ‘It is time for a love revolution', el neoyorkino cerró el show.

El folclor latino llegó con los mexicanos Café Tacuba, quienes se encargaron de calentar a ritmo de su particular sonido, en el que mezclan el "pop-rock" con "hip hip".

Pero antes, Rock en Río tuvo la oportunidad de ver a Bob Dylan, en una actuación impecable, en el que la esencia de su música fue lo principal en un concierto austero y sin concesiones. Temas de los álbumes ‘Modern times', ‘Rollin'and tumblin' y ‘Thunder on the mountain' fueron escuchados.

Al igual que en su actuación días antes en Expo Zaragoza, Dylan no permitió el ingreso de cámaras televisivas ni fotográficas.

Los escoceses Franz Ferdinand dieron un abre bocas de lo que será su próximo trabajo musical, el cual saldrá a la venta en el 2009.

En sus cinco jornadas, el festival pasó del veterano Neil Young, y los sonidos acústicos Jack Johnson del primer día, a las estrellas del pop juvenil, como Tokio Hotel, o El Canto del Loco, en la segunda cita de un programa en la que también hubo cabida para los ritmos brasileños de Carlinhos Brown e Ivete Sangalo

El duelo entre Amy Winehouse y Shakira en la tercera jornada se saldó a favor de la colombiana, merced a una enérgica profesionalidad de la que no hizo gala la británica

El carácter heterogéneo del festival se hizo patente al día siguiente, mezclando en el escenario principal flamenco, el pop español de Estopa y Alejandro Sanz, con los esperados The Police, que se despidieron del público español con sus grandes éxitos.

En esta jornada de clausura, el brasileño Roberto Medina, fundador de Rock in Río, se ha mostrado "satisfecho" por las cerca de 300.000 personas que se han acercado estos cinco días de "marcas, público y música" a la primera edición del festival en España, y ha anunciado que volverá a Arganda del Rey en 2010.

Temas relacionados