El “porrock” de Adriana Lucía

<p>A los 14 años esta cantante de Lorica (Córdoba) conoció un fan de su música que le cambiaría la vida. Mientras cantaba en un ensayo la canción Enamórate como yo,  se le acercó su representante y le avisó que un fanático la quería conocer.</p>

Adriana, con la sencillez que la caracteriza, aceptó detener su ensayo y recibir a su seguidor. El hombre entró con un CD de su ídolo en la mano, se le acercó y le dijo al oído con acento costeño: “¿me puedes firmar el disco?”. Adriana volteó la mirada y quedó atónita, su admirador era el samario Carlos Vives. En ese momento se inició una larga historia de “padrinazgo” que hoy dio sus primeros frutos.

El día que Carlos la conoció le anunció que juntos producirían el disco que ella soñaba. Ese disco nació este año y se llama Porro nuevo. Son 13 canciones donde Adriana Lucía hace un tributo a los ritmos de su tierra Córdoba, especialmente al porro, combinándolo con rock, algo que ella ha denominado “porrock”. “Yo tenía una deuda con mi pueblo porque allá aprendí a apreciar la música. En Lorica todos son cantadores, desde los campesinos hasta los mismos maestros de Bellas Artes, con quienes empecé mi educación musical”, afirma la cantante, mientras juega con sus pies descalzos.

El disco inicia con la canción Borrón y cuenta nueva y con este mismo nombre Adriana define la etapa de la vida en la que se encuentra “aunque he grabado cuatro discos, para mí este es como mi ópera prima, porque es la primera vez que compongo mis canciones y las canto, además tuve la posibilidad de escoger la gente que me iba a colaborar, la ropa que me iba a poner, tuve mucha libertad”. Esa libertad de la que habla también se la otorgó su disquera Emi Music, pues conocieron el disco el mismo día del lanzamiento pues confiaban en su trabajo.

Porro nuevo es para Adriana Lucía “un disco independiente patrocinado por la industria, pues se sale del esquema tradicional, de lo que está pegando actualmente. La verdad, yo no puedo con las canciones por encargo y eso se nota en el disco”.

Aunque ella acepta que el sonido de su álbum es algo nuevo para la radio, afirma también que no se trata de canciones “extraterrestres” que el público no pueda entender, ya que las letras son sencillas.

Adriana Lucía seguirá  alternando la promoción de  su álbum con su trabajo en la ONU, donde viaja a distintas poblaciones del mundo marginadas por la violencia para componer canciones con  las historias de estos lugares.

Temas relacionados
últimas noticias

Drama desde la música barroca