"Los jóvenes son una bendición"

Los Fabulosos Cadillacs hablaron con Shock en Buenos Aires. La banda argentina regresa a la escena musical con un nuevo álbum y una gira de conciertos.

La espera terminó. Luego de un largo exorcismo, el "Satánico Dr. Cadillac" regresa, tan vibrante como en los 90, cuando miles se rendían a sus pies. Seis viejos brujos del rock latino, con Vicentico a la cabeza y el Señor Flavio a segundo mando, entregarán en octubre un nuevo álbum, con clásicos reversionados y algunos pocos inéditos, y el llamado "Satánico Pop Tour" que llegará a Colombia en noviembre.

Sin que alguno los haya reemplazado, como se han aventurado a decir, entran a la "tendencia" del retorno, luego de una larga muerte en los escenarios. Soda Stéreo, Vilma Palma y Enanitos Verdes son otros que conforman la lista de resucitados, íconos de la música en nuestro idioma.

Ahora, con 15 años más de los que tenían cuando grabaron Vasos vacíos, quizá el álbum más exitoso en su carrera, se confiesan ya con canas pero aún vivos y energéticos, con su color y sonido intactos. Suficiente para que el anuncio de su gira latinoamericana, seis años después de su separación, volcara a su audiencia a las taquillas. Un público que no tiene diferencias de edades o sexos y que vibra, hoy como antes, con su música sin rótulos o estigmas. Rock "matador", a secas. Shock habló en Buenos Aires con ellos, los aturdidores, ya viejos, pero siempre Fabulosos Cadillacs.

¿Les molesta la comparación que se les hace con el regreso el año anterior de Soda Stéreo?
En absoluto. Es una analogía inevitable por una cuestión cronológica si se quiere y hay muchos aspectos que son comunes y muchos que no. Cada banda es un universo propio con cosas en común y cosas que no, digamos en esos términos la diferencia es porque tiene distintas aristas. Mientras se juntaba Soda Stéreo, nosotros ya sabíamos internamente que en un momento nos íbamos a juntar. Bendita sea la tendencia, tampoco nos vamos a hacer los negados, es la gente en definitiva la que te determina. No podríamos haber hecho más nada, podríamos haber dicho ‘che, que buenos eran los Cadillacs, los felicito por lo que fueron'.

¿Cómo le aportaron al reencuentro sus proyectos en solitario?
Muchísimo. Primero que nada, el saber que somos fabulosos desde hace 19 años. Éramos muy guachines cuando empezamos y continuamos siéndolo hasta hombres grandes. Pero queríamos ver qué pasaba fuera de los Cadillacs, era una necesidad imperiosa e inclusive para revalorizar los Cadillacs y extrañarlos. Con haber parado de tocar (porque en realidad nunca nos separamos, simplemente dejamos de tocar), nos hemos vinculado, las veces que se saben y las veces que no se saben, algunas veces de mayor calibre otras de menor. Así que, bueno, los proyectos han nutrido y fortalecido el vínculo; simplemente había que descasar un rato y probar la vida creativa, humana y de trabajo fuera de los Cadillacs.

¿Qué público se han encontrado en esta nueva etapa? ¿Siguen siendo los fieles seguidores de hace unos años o tienen a su favor a una nueva generación?
¡Los jóvenes son una bendición! Gente que nos ha escrito a los diferentes sitios de internet nuestros que dice "yo nunca vi a los Cadillacs, por favor júntense". El que un chico de 17 años te diga eso... ¡wow! Estamos muy agradecidos porque esto sucede a partir de la gente.

¿Se sienten cómodos al ser catalogados como una banda más madura?
No vamos a esconder la edad (risas), lo importante es madurar rockeando. Gente que pasó los 40, es genial rockear así como a los 20. Cuando hicimos El León estábamos más maduros y ahora estamos viejos que es lo peor (risas). Contrariamente a esa cuestión de ‘vejestorios', seguimos con un vértigo adentro, con una frescura, una renovación que la sentimos así: típica del viejo que está a punto de morir (Risas).

¿Qué recuerdan de sus viajes a Colombia?
Colombia es un sueño. Es curioso, siempre que hemos ido la hemos pasado tan bien que ¡no nos acordamos de un carajo! (Risas). Recordamos la buena onda del trato con los jóvenes, con la gente que se acercaba al show no sólo a gritar sino que podías charlar. Qué buena onda, porque este país pasa malos momentos por su historia y nadie merece eso... no saben lo cool que resulta hablar con colombianos de la música colombiana.

Los Fabulosos en vivo


La banda anunció esta semana su gira de conciertos, titulada "Satánico Pop Tour", que incluye, hasta el momento, 50 ciudades de América Latina, Estados Unidos y España. En Colombia, los Fabulosos tienen ya dos fechas confirmadas. 22 de noviembre, el día elegido para Bogotá. Siga la pista del regreso más esperado del año en www.fabulosos-cadillacs.com.ar y www.myspace.com/lfcoficial

Temas relacionados

 

últimas noticias

Coldplay ya tiene documental autobiográfico

Mario Lavista, el maestro epigramático

Rodolfo Aicardi: Un Elvis magangueleño

"Volver a verte", la nueva canción de Fonseca