La música latina alternativa inunda los conciertos en Nueva York

Una profusión de sonidos y ritmos latinos inundará Nueva York hasta el próximo 12 de julio, gracias a la novena edición de la Conferencia de Música Alternativa Latina, que cerrará la artista mexicana Julieta Venegas.

Con un gran concierto gratuito en Central Park, Venegas pondrá punto y final a una iniciativa que quiere presentar al público de la Gran Manzana las apuestas independientes que recorren la heterogénea escena musical latina ya sea en Venezuela, España o Estados Unidos.

La Conferencia de Música Alternativa Latina (LAMC) ha apostado desde sus inicios por promocionar la música alternativa salida de mentes latinas y por ello artistas como Manu Chao, Bebe, Aterciopelados o Café Tacuba han pasado por sus escenarios en las anteriores ediciones.

“La LAMC nace de la premisa de que la música vale, y de que hay muchos artistas que deberían sonar mucho más, pero que no están sonando en ninguna parte”, dijo Tomás Cookman, fundador de la LAMC y responsable de que Nueva York sea la sede del festival por tercer año consecutivo.

Para Cookman la presencia de artistas importantes pero que mantienen su compromiso con la música independiente es vital para el festival, de ahí que haya invitado a Venegas a participar de nuevo en él y a que comparta escenario con bandas menos conocidas, como los también mexicanos Plastilina Mosh o el chileno DJ Bitman.

“Julieta Venegas es un buen ejemplo de cómo funciona nuestra iniciativa. Ella vino en su día cuando aquí no era muy conocida y ahora regresa con ese éxito tan grande que ha cosechado”, explicó Cookman.

Con ese espíritu participan en la conferencia 32 bandas, entre grupos y solistas, llegados a la Gran Manzana desde diferentes puntos del mundo latino como España (con la banda La Pulquería), Argentina (Emmanuel Horvilleur) o Cuba (Álex Cuba), además de diferentes lugares de EE.UU., como Ohio, Los Ángeles o el mismo Nueva York.

Sonidos tan distintos como el rock, el pop, el hip-hop, el reggae o el ska tienen así cabida en la LAMC, donde muchos grupos tienen la oportunidad de debutar en los escenarios neoyorquinos, como en esta edición le ocurrirá a Zigmat, un grupo del barrio de Brooklyn que compone canciones bilingües.

“Es bueno que haya iniciativas como ésta, porque es muy difícil empezar en la música y es muy importante que se promuevan los sonidos latinos”, dijo Mónica Rodríguez, vocalista de esa banda que realiza “un rock electrónico y enérgico” desde hace dos años.

Zigmat fue el ganador del concurso Discovery, que permite la entrada a la conferencia a una banda y que, en este caso, dará la oportunidad al conjunto de rock de presentarse en dos espectáculos esta semana, uno de ellos en una de las salas de referencia de la ciudad, el SOB's.

“La LAMC permite entrar en contacto con un público muy heterogéneo que llega desde distintos puntos del planeta para oír sonidos nuevos y, además, pone en contacto a los artistas con la industria”, explicó Rodríguez.

Esta iniciativa musical cuenta así también en su calendario con una serie de paneles en los que, según Cookman, se crea “un foro de debate en el que se habla de cómo se puede difundir y promocionar la música que aquí se presenta”.
 
“El objetivo es abrir una puerta nueva a los músicos” , dijo el fundador de una conferencia en la que participan expertos de emisoras de radio, sellos discográficos y empresas de publicidad y relaciones públicas relacionadas con la música.

La mexicana Ximena Sariñana, el grupo colombiano Don Tetto, los puertorriqueños Guajiro o los neoyorquinos Brazilian Girls, Chicha Libre o Ticcklah son otros de los participantes en la LAMC, que, en su programa también incluye la proyección de varios filmes cuyo tema central es la música.

 

últimas noticias

La jugada maestra de Luis7Lunes y Vic Deal