La resurrección del heavy metal

Este lunes el mundo verá la reunión más esperada del rock. Londres será el escenario donde se volverá a sentir la fuerza de Led Zeppelin, en la voz de Robert Plant, la guitarra de Jimmy Page, el bajo de John Paul Jones y Jason, hijo del baterista fallecido John Bonham.

Desde 1980 los creadores de temas clásicos del rock, como "Stairway to Heaven", "Whole Lotta Love" y "Your Time is Gonna Come" no ofrecían un concierto de larga duración.

El reencuentro de este lunes en Londres se ha convertido en uno de los conciertos más esperados de todos los tiempos y aunque todo el mundo está ansioso de ver de nuevo a los astros del rock en esta presentación, se espera que luego anuncien una gira por todo el mundo.

Pero no sólo se habla de un reencuentro sino de una nueva banda, idea que ha empezado a considerarse, luego de los primeros ensayos de la banda que según el baterista, Jason Bonham fueron "excelentes", "la banda encontró afinidad de inmediato, desde las notas que abrían la primera canción que interpretamos, ‘No Quarter'".

El anuncio que no es oficial tiene en vilo a muchos seguidores de Led Zeppelín, banda que pese a su disolución, hace casi treinta años, no ha logrado borrarse del olimpo más absoluto del rock, que resucitará este lunes en el auditorio londinense O2 Arena.

La excusa, para el reencuentro, la brindó el tributo dedicado al fundador, en 1947, de la discográfica estadounidense Atlantic Records, Ahmet Ertegun, un concierto homenaje en el que llenará el vacío que dejó en 1980 la muerte de John Bonham en la batería su hijo Jason Bonham, quien al parecer ha heredado los genes privilegiados de su progenitor.

El concierto en Londres estaba programado inicialmente para el pasado 26 de noviembre aunque tuvo que posponerse forzosamente ante la fractura que sufrió en un dedo el guitarrista Jimmy Page, que ya está recuperado.

Esta reunión, coincide, casi, con el lanzamiento el pasado 13 de noviembre de "Mothership. The Very Best Of Led Zeppelin", un CD doble que recopila veinticuatro de los temas más conocidos del grupo, que se formó hace ya treinta y nueve años.

Y no sólo la excepcional reunión de Page, el cantante Robert Plant y el bajista Jones en un escenario convertirá el acontecimiento en especial. La banda estará arropada por una selección de teloneros de lujo, entre los que figurará, con seguridad, el ex bajista de los igualmente míticos Rolling Stones, Bill Wyman and the Rhythm Kings, o el escocés Paolo Nutini, quienes no han querido perderse el singular homenaje a Ertegun.


Fue este último, "padrino", entre otros, de los Rolling Stones, y quien falleció a los 83 años en diciembre de 2006, el hombre que apostó por Led Zeppelin a finales de los sesenta después de olfatear su inmenso potencial tras escuchar una de sus canciones

La muerte de Bonham por intoxicación etílica dejó un agujero que llevó a la disolución del grupo, un hecho que sumió en la consternación a una legión de entregados seguidores, que heredaron, sin embargo, grandes clásicos como "Stairway to Heaven" (1971), "Heartbreaker" (1969) o "Whole Lotta Love" (1969).

Led Zeppelin, una formación cada vez más marcada por su propia leyenda; que protagonizó juegos sexuales llevados al extremo con multitudes de "groupies" , y al que se achacó un gusto morboso por el ocultismo, actuó por última vez en Berlín en julio de 1980, tan sólo 2 meses antes de la muerte de su batería.

Aunque el anuncio de su separación provocó consternación entre sus incondicionales, su disolución no empañó la inabarcable influencia de su trabajo.

Desde entonces, han sido contadísimas las ocasiones en las que Page, Plant y Jones han accedido a reunirse para resucitar sus temas electrizantes. Lo hicieron, por ejemplo, en 1985, con motivo del "Live Aid", un concierto multitudinario cuyo fin era combatir el hambre en Etiopía.

Tampoco dudaron en regresar a los escenarios tres años después, en 1988, para celebrar el cuadragésimo aniversario de Atlantic Records.

Pero las conocidas desavenencias y roces que existían entre John Paul Jones y los otros dos componentes de la banda se hicieron insostenibles en los 90, con los escarceos musicales de Page y Plant, que comenzaron a colaborar sin tener en cuenta al bajista.

Quizá por eso, muchos ven en el concierto de la capital británica algo así como una "reconciliación", sin duda especial, de una banda que en sus doce años de carrera realizó ocho trabajos y que presume de haber vendido por todo el mundo más de trescientos millones de álbumes.

Led Zeppelin se formó en 1968, pero se desintegró a finales de 1980, cuando Bonham se ahogó con su propio vómito luego de una fiesta. En sus 12 años de trabajo, el grupo evolucionó de una banda de rhythm and blues conocida como "The New Yardbirds" para convertirse en el referente del rock "duro" basado en guitarras y precursor del "heavy metal .

Temas relacionados
últimas noticias