Reincorporación y reconciliación, los dos temas claves a un año del acuerdo de paz con las Farc

hace 41 mins

Beyoncé o la reacción de una mujer tras conocer el engaño de su pareja

Celos, locura, dudas, mentiras, venganza y perdón son los sentimientos que la artista explora en el disco "Lemonade", que desde este miércoles promociona en una gira mundial.

Jay-Z y Beyoncé.AFP

Un lanzamiento sorpresivo, una impactante propuesta audiovisual, la polémica sobre la supuesta infidelidad de su marido Jay-Z y una ambiciosa y colorida propuesta musical. Todo eso encierra "Lemonade", el nuevo y contundente disco de Beyoncé, con el que la artista regresa a lo grande.

Las expectativas eran elevadas ante el estreno el pasado sábado en HBO de "Lemonade", un proyecto audiovisual presentado el pasado sábado por HBO, es el más comprometido de los grabados por Beyoncé desde el punto de vista político y de los derechos civiles.

Finalmente supuso la publicación del nuevo trabajo de Beyoncé, el primero desde "Beyoncé" (2013), y también el comienzo de la espiral mediática, no sólo en cuanto a cuestiones musicales o creativas.

Concebido casi como un absorbente videoclip de una hora, "Lemonade" desveló las nuevas canciones de la artista, que eran enlazadas a través de versos de la poeta de nacionalidad británica y somalí Warsan Shire, y que orbitaban en torno a un tema: la reacción de una mujer tras conocer el engaño de su pareja.

"Puedes saborear la deshonestidad, está por todo tu aliento". Así comienza Beyoncé "Pray You Catch Me", la canción que inicia un álbum en el que se reflejan, como si fuera un exorcismo público de sus demonios personales, los celos, la locura, las dudas, las mentiras, la venganza y el perdón ante una infidelidad.

"Intuición", "negación", "ira", "apatía" y "resurrección" eran algunas fases que Beyoncé detallaba en el proyecto audiovisual y que, supuestamente, tendrían como destinatario a su esposo Jay-Z, el presunto culpable de la infidelidad.

De hecho, el rapero aparece junto a Beyoncé en la última y la más tierna parte de "Lemonade", como si quisieran confirmar que, por el momento, no hay ruptura para una de las parejas más populares e influyentes del mundo del espectáculo.

Antes de esa reconciliación, "Lemonade", impecable y desbordante en la faceta visual, mostraba a Beyoncé en planos sombríos en garajes, destrozando todo lo que se encontraba a su paso por la calle o sumergida por completo en agua.

Pero gran parte de las conversaciones tras el estreno no giraron en torno a los aspectos creativos sino acerca de la infidelidad de Jay-Z.

Algunos rumores apuntaron como la otra parte de la relación infiel a la diseñadora Rachel Roy, quien recibió y sufrió las críticas de numerosos usuarios de las redes sociales.

"Respeto el amor, los matrimonios, las familias y la fortaleza. Lo que no debería ser tolerado por nadie, sin importar el qué, es el acoso de ningún tipo", publicó Roy el domingo en su cuenta de Twitter.

Roy es la exesposa de Damon Dash, un exsocio de Jay-Z, y la prensa del corazón ha especulado durante tiempo sobre un posible romance entre ella y el rapero.

Beyoncé y Jay-Z contrajeron matrimonio en 2008 y tienen una hija llamada Blue Ivy.

Tras toda la polémica y en un segundo plano quedó la música de "Lemonade", un ambicioso álbum con el que Beyoncé tomó de nuevo las riendas y se confirmó como la gran reina del pop actual, con permiso de Taylor Swift y Adele.

Siempre con el R&B como punto de partida, "Lemonade" modela su discurso con el aire caribeño de "Hold Up", la apisonadora rock de "Don't Hurt Yourself", la influencia de la tradición norteamericana de "Daddy Lessons", la pasión de la balada "Sandcastles", o la explosión estilística de "Freedom".

Además de la infidelidad que articula narrativamente el disco, Beyoncé también explora los conflictos raciales, la discriminación contra las mujeres y las relaciones familiares.

"Lemonade" también destaca por sus colaboradores, una relación de lujo entre los que se encuentran Jack White, The Weeknd, James Blake o Kendrick Lamar.

Beyoncé, que comenzó el año participando con gran éxito en el espectáculo del Super Bowl junto a Coldplay y Bruno Mars, tiene previsto iniciar el 27 de abril en Miami su gira "The Formation", el espacio musical en el que "Lemonade" cobrará vida más allá de la televisión y las polémicas de las redes sociales.

 

 

?Gira mundial "Formation"

La nueva gira de Beyoncé, "Formation World Tour", arranca este miércoles en el estadio Marlins Park de Miami (EE.UU.), precedida del impacto de su polémico álbum "Lemonade", el sexto que graba en estudio durante su carrera.

Después de Miami, la princesa del pop, como la llama un medio digital de Florida, recorrerá diversas ciudades de EE.UU. y Canadá hasta el 14 de junio, para iniciar después la parte europea de la gira en Sunderland (Reino Unido) el 28 de junio.

Irlanda, Alemania, Suiza, Holanda, Italia, Francia, Dinamarca, Suecia, Bélgica y España (Barcelona, 3 de agosto) serán los siguientes países por donde pasará la voluptuosa cantante de 34 años y su nuevo espectáculo.

La gira, que debe su nombre al disco sencillo "Formation", presentado en febrero pasado, fue anunciada mundialmente el 7 de ese mismo mes.

Diez días después los organizadores anunciaron que se habían vendido ya casi un millón de entradas y se habían agotado las de 15 de los 40 conciertos.

DJ Kkaled es el telonero de la parte estadounidense de una gira en la que se desconoce si Beyoncé estará acompañada, como ocurrió en la anterior, por su marido, el rapero Jay Z.

Aspectos políticos, derechos civiles y el empoderamiento de la mujer afroamericana, con referencias tanto a su estatus en la vida privada como a la esclavitud, también hacen parte del disco.

En Miami la Policía de la ciudad amenazó con no velar por la seguridad del concierto en señal de rechazo porque consideraron que Beyoncé dio un mensaje antipolicial en su actuación en el intermedio del último Super Bowl, pero en los últimos días anunció que los hombres de la ley finalmente sí estarán en el estadio de los Marlins esta noche.

Las entradas más baratas para este concierto valían 100 dólares y se agotaron hace tiempo, pero todavía hoy se podían comprar algunas por 170 dólares. En reventa y en la zona VIP se ofrecen entradas por entre 3.000 y 4.000 dólares.

Temas relacionados