Beyoncé teme que su acosador arruine su próximo concierto

La estrella incrementa las medidas de seguridad de su espectáculo en Londres para evitar la aparición de Bassey Essien.

Beyoncé en concierto.
Beyoncé en concierto.Efe

Beyoncé será la gran protagonista del multitudinario concierto solidario 'Sound of Change', que tendrá lugar en el estadio londinense de Twickenham este mes de junio, y para asegurarse de que nada empaña su esperada presentación ante miles de espectadores y millones de televidentes, los responsables del recinto han recibido indicaciones del círculo cercano a la estrella para que incrementen las medidas de seguridad y estén muy pendientes de la hipotética presencia en la zona de Bassey Essien, quien lleva varios años acosando a la cantante a través de cartas llenas de agresivos comentarios.

"El departamento de seguridad del estadio de Twickenham ha recibido un informe del equipo de Beyoncé con recomendaciones sobre cómo proteger a la artista del hipotético ataque de un acosador. Teniendo en cuenta que Beyoncé lleva mucho tiempo recibiendo cartas amenazantes de un hombre llamado Bassey Essien, en la carpeta de documentos se han incluido varias fotos de esta persona para que sea fácilmente reconocida en el caso de que se presente en las instalaciones. En general, la gira de Beyoncé en su totalidad ha sufrido modificaciones en materia de seguridad, pero el concierto británico es el evento que ha generado más preocupación porque va a ser especialmente destacado", desveló una fuente al diario The Sun.

Los temores de que el acosador vaya a hacer acto de presencia en el mismo estadio donde se presentará la diva se fundamentan principalmente en el único encuentro que ambos protagonizaron cara a cara hace cuatro años en Londres, cuando Bassey Essien se acercó con nerviosismo a Beyoncé después de un acto público para entregarle un cuaderno con sus reflexiones sobre la religión. La insistencia y los malos modos que desplegó Essien en ese evento motivaron que los tribunales le impusieran finalmente una orden de alejamiento que sigue en vigor y que también está basada en otros casos menores de acoso que pueblan el historial de este sujeto.

La preocupación de Beyoncé por reforzar su protección podría verse influida también por el pequeño incidente que sufrió este martes en Dinamarca, cuando un hombre se atrevió a darle una palmada en su cola en pleno concierto. El irrespetuoso gesto provocó la expulsión inmediata del descarado admirador, a quien Beyoncé se dirigió directamente desde el escenario y sin perder la compostura.

"Ahora voy a pedir que te acompañen fuera del recinto, ¿de acuerdo?", espetó la vocalista.