Canciones y medio tiempo

Con su más reciente material, ‘Mentiras sinceras’, el español profundiza en el terreno de la coescritura y exhibe la faceta sonriente del amor.

Álex Ubago incluyó una canción adicional (‘Nada que dar’) para los compradores de su nuevo trabajo discográfico en iTunes. / Cortesía Warner Music
Álex Ubago incluyó una canción adicional (‘Nada que dar’) para los compradores de su nuevo trabajo discográfico en iTunes. / Cortesía Warner Music

Álex Ubago dejó atrás la escritura de canciones para cortarse las venas. Hoy, su momento le dicta otras historias y sus renglones se desplazan desde el amor hasta la felicidad. A pesar de optar por el lado luminoso de las relaciones, el español piensa que el desamor es mucho más inspirador, más contundente, más directo a la hora de construir historias y de plasmar lo que llevan por dentro los seres humanos.

Mentiras sinceras, su nuevo material, con el que continúa una experiencia sobre los escenarios que ya supera una década, lo agarró desprevenido en un excelente momento personal. Sin proponérselo, sus álbumes resultan siendo autobiográficos y por eso un buen número de las doce canciones (trece para quienes lo adquieran a través de iTunes) están dedicadas a la sonrisa, el bienestar, los gozosos, las parejas tomadas de la mano con el sol ocultándose a sus espaldas.

“Los primeros cuatro años de mi carrera artística, entre 2001 y 2005, fueron muy intensos. Creo que llegué a perder el norte, pero ahora, con este ejercicio llamado Mentiras sinceras, he recuperado lo que quiero hacer y lo que me gusta. Para mí es un placer escuchar nueva música y llegar al descubrimiento de bandas. Estas canciones nacen de ese proceso también”, comenta Álex Ubago, quien cree, además, que el título de su registro es una contradicción absoluta.

El nombre es un juego de contrastes, dos palabras fuertes mezcladas de forma certera y con la intencionalidad definida de fomentar un ambiente sugerente para la especulación. Con todo y eso, el autor de estas composiciones consignadas en Mentiras sinceras se confiesa incapaz de decir una mentira sincera.

El acompañamiento de cada una de las letras lo va indicando la misma canción. En ese instante es cuando van tomando fuerza las decisiones del productor Claudio Guidetti, con quien Álex Ubago se planteó la necesidad de crear un abanico sonoro con el que el público no sienta que está escuchando la misma canción más de una vez en menos de una hora.

“Tratamos cada tema como si se tratara de un sencillo, con la meticulosidad que requiere. Hay una parte del disco que es más continuista, pero también dejé salir las influencias guitarreras y los sonidos del rock que tanto me gustan”, afirma el cantautor español.

Ubago comenzó siendo muy celoso con todos los elementos que incluye el trabajo compositivo. Sin embargo, en los últimos años ha descubierto el maravilloso mundo de la coescritura. La experiencia con el colombiano Jorge Villamizar y con la cubana Lena le abrió la posibilidad de crear a cuatro y a seis manos. En la actualidad, se da el lujo de afirmar que tiene un colectivo cómplice con el que se divierte ligando una idea a otra.

Ella vive en mí fue el tema escogido para mostrarle al mundo hace un par de semanas las rutinas contemporáneas del artista. El productor, los amigos cercanos, la disquera y sobre todo su voz interior estuvieron de acuerdo en que esa composición tenía la fuerza suficiente para ir limpiando el camino y propiciando el ambiente para llevar de la mano a las demás, algunas baladas y otras un poco más rockeras.

“Necesito los dos escenarios, el de la balada y el del rock. No soy muy amigo de poner etiquetas. Me han llamado baladista y no me siento descontento porque me encantan las canciones en medio tiempo, así que no reniego de ello, pero hay más que baladas en este producto personal llamado Mentiras sinceras”, dice Álex Ubago, quien a los veinte años pensó que se dedicaría a hacer insinuaciones musicales indecentes, gamberras, pero la madurez de los treinta lo ha reconciliado con la faceta sonriente del amor, con la balada y con sus canciones a medio tiempo.

 

Temas relacionados