El rock después de estos dos

Los argentinos se presentan en el coliseo El Campín, en Bogotá. Regresan juntos después de más de quince años y sin Mercedes Sosa.

Charly García y Fito Páez llegan a Colombia uniendo sus giras individuales. / Maximiliano Vernazza

En el concierto Mercedes Sosa se portó como la mamá de Charly García y de Fito Páez. En 1997 los tres artistas argentinos se presentaron en Bogotá y en aquel entonces hicieron su mejor intento por reducir las fronteras entre el rock en español, el folclor y la denominada nueva canción.

Sosa fue el eje del concierto y tomó las riendas para que García entrara en sintonía con su faceta musical y guardara el instinto que lo lleva a salir a escena dos o tres horas más tarde de lo pactado y convertirse en un huracán destructor de instrumentos sobre la tarima. Ella lo controló y lo llevó por el camino generoso del rock.

Lo mismo hizo con Páez, un artista que en ese momento consolidaba su reconocimiento internacional con álbumes bien ubicados en el espectro radial como El amor después del amor (1992) y Circo Beat (1994). A él lo mantuvo dentro de la cordura y lo apartó de excentricidades y de poses de deidad que no le son ajenas.

Los tres brillaron porque no fue un trío impuesto sino una comunión a partir del amor, del cariño entre tres seres humanos que se conocían de tiempo atrás y cuya relación nunca fue producto de una alianza estratégica para impactar en sus rubros, motivar el impacto comercial y estimular los movimientos en sus cajas registradoras.

Ahora, más de quince años después, el reencuentro tiene lugar en Bogotá sin la participación, por supuesto, de Mercedes Sosa. Charly García y Fito Páez vuelven a presentarse juntos en Colombia, ambos con motivaciones distintas y con propósitos individuales. El primero debutó hace dos meses en la literatura con su obra Líneas paralelas, que él mismo definió como “una historia de amor, una historia de no asfixia del espacio, de mi visión de lo que se llama arte que todavía no la comprendo, como no comprendo el infinito, pero sí comprendo que sin aire no hay música”. Pero además de su libro, García adelanta su gira The Prostitution 60x60.

Fito Páez, por su parte, continúa celebrando el impacto de El amor después del amor: 20 años, espectáculo en el que presenta los temas de este exitoso álbum en sus versiones originales con un desarrollo visual especial y muy moderno, que hace que la experiencia del público sea novedosa y se pueda apreciar desde cualquier lugar del coliseo.

Charly García, el hombre del mostacho bicolor, y Fito Páez, uno de sus discípulos más aventajados, saltarán a escena esta noche. Cada uno mostrará su potencial, pero, sin duda, encontrarán el momento de compartir temas, de cantar juntos y de exhibir no sólo el poder de la música y los alcances del rock, sino la magia de la amistad.

Viernes 15 de noviembre, 7:00 p.m. Coliseo cubierto El Campín. Informes y boletería: 593 6300 y www.tuboleta.com.

[email protected]

 

últimas noticias