Empresas de Amy Winehouse multiplican sus ganancias tras su muerte

La agencia Cherry Westfield recauda más en la actualidad que durante los años de vida de la intérprete.

Amy Winehouse.Archivo

Aunque la cantante Amy Winehouse falleció en julio de 2011 -fue encontrada muerta en su casa de Londres-, el nombre de la artista continúa siendo rentable para sus negocios.

Tanto es así, que la agencia Cherry Westfield -ahora gestionada por sus padres Mitch Winehouse y Janis Seaton- llegó a obtener beneficios de más de 1,5 millones de dólares desde la muerte de la artista hasta abril del año pasado, según informa el diario The Sun.

De esta forma, la empresa ha visto multiplicadas hasta cuatro veces la media de ganancias obtenidas durante la etapa en la que la artista dirigía el negocio, ya que los informes de 2010 y 2011 reflejan sumas de tan solo 377 000 dólares.

Además, el fallecimiento de Amy Winehouse ha supuesto también un auténtico boom en las ventas de su segundo y último disco de estudio, 'Back to Black', alcanzando 1,7 millones de copias en dos años y medio.

Por otro lado, el padre de Amy aseguró recientemente haber perdonado a Blake Fielder-Civil -exmarido de la artista y responsable de que se enganchara a la heroína-, y de hecho cuenta con él en los talleres impartidos por la Fundación Amy Winehouse.

"Blake es el tipo de persona que enviamos a nuestra fundación para que advierta a los niños del peligro de las drogas. Tiene una gran historia que contar y puede ayudar a mucha gente", explicaba Mitch al periódico Daily Mirror.