Green Day compilado (y censurado)

La disquera eliminó del disco las malas palabras.

Green Day celebra 25 de años de carrera con un álbum del mismo nombre. Esta es la banda de punk norteamericana que saltó al estrellato con el disco ‘Dookie’ y, especialmente, con ‘Basket case’, una pegajosa y rápida canción que prontamente puso al ‘power trio’ a sonar en la radio, un espacio insospechado para el punk.

‘Dookie’ (publicado en febrero de 1994) es al mismo tiempo un hito como una desgracia. Muchos seguidores de la banda mandaron al olvido a una agrupación que, para ellos, se había vendido a los intereses de las disqueras y los programadores de la radio. La queja más común, el grito colectivo de los fanáticos más acérrimos, es que el punk es una forma de disenso y estar en MTV, bueno, es besar el trasero del lado más corporativo de la música.

Al mismo tiempo que los seguidores de culto se fueron toda una generación ávida de rapidez y un poco de agresión arribó a la escena del punk rock, como si miles de jóvenes pudieran tener una pequeña visita al mundo de la contracultura norteamericana: bienvenidos, esto pasaba mientras ustedes veían televisión.

No es de extrañar entonces que ‘Green Day’ tenga al menos un cuarto de sus canciones sacadas del ‘Dookie’. En total son 21 temas que recorren discos como ‘Insomniac’, ‘Nimrod’ y ‘American idiot’, un álbum que volvió a poner a sonar a la banda con una mezcla de desencanto social perfecto para la era Bush y las mil controversias acerca de quién sí tenía armas de destrucción masiva o quién no torturó a prisioneros en una cárcel de una isla del Caribe.

Claro, para cuando ‘American idiot’ salió al mercado (2004), Billy Joe ya tenía 32 años, lo cual explica la proclividad a ablandarse en temas como ‘Wake me up when september ends’, que rápidamente se convirtió en un himno de una generación joven con ganas de deprimirse, aunque con una guitarra distorsionada. ‘Boulevard of broken dreams’ es un ejemplo más de esta especie de balada punkera (¿acaso es posible?).

Lo bueno es que estas canciones están casi en el tercio final del disco (pistas 15 y 17) justo antes de ‘Jesus of suburbia’ y ‘St Jimmy’, temas también incluidos en el ‘American idiot’, que funcionan como despertador para el oyente.

Sin duda alguna, el comienzo de ‘Green Day’ es mucho mejor que el resto y, claro, esto tiene que ver con que sus canciones están ancladas en la época dorada de una banda que ha sabido perdurar, uno, y dos, mandó al infierno a los críticos que la acusaron durante casi un lustro de haberse vendido al establecimiento.

La sección emanada del álbum ‘Insomniac’ es particularmente buena, con temas como ‘Geek stink breath’ y ‘Brain stew/Jaded’. Por supuesto, todo lo que huele a ‘Dookie’ es, no sólo entretenido, sino casi nostálgico.

Lo peor de este álbum es la censura de las malas palabras. Ahí en donde Billy Joe grita ‘fuck’ o ‘shit’ (dos términos bastante suaves para lo que puede ofrecer el punk), los productores, o la disquera (alguien), decidieron que era mejor poner un sonido para tapar el mal uso del lenguaje de una agrupación que por principio busca alterar mediante el arte una parte del status quo. ¿Será que nadie puede consultar la letra en internet y así leer las malas palabras?

Green Day lanzará este año ‘¡Uno!’, el primer álbum de una trilogía que concluirá con ‘¡Tre!’ en enero de 2013. ‘Uno’ está programado para lanzarse el 25 de septiembre de este año.

Temas relacionados
últimas noticias