Lady Gaga no quiere acabar como Amy Winehouse

La cantante quiere abandonar sus adicciones para disfrutar de una larga carrera musical.

Lady Gaga en las calles de Nueva York.AFP

Consciente de que el consumo de drogas acabó con la vida de varias estrellas internacionales a la edad de 27 años, como Amy Winehouse o Jimi Hendrix, la cantante Lady Gaga ha decidido dejar a un lado su reconocida adicción a la marihuana para evitar poner en riesgo su salud.

"Tengo muchas ganas de vivir y sé que mis fans no soportarían mi muerte. Además, no quiero que mi salud se convierta en una tortura para ellos. Quiero demostrar a todos que pasaré la barrera de los 27 años y que viviré muchos más", comentó la intérprete a la emisora de radio Z100, mostrando su firme decisión de celebrar en plenas condiciones su 28 cumpleaños el próximo mes de marzo.

Contraria al hecho de que a los artistas tan solo se les catalogue de "leyenda" si mueren a una edad demasiado temprana, Gaga está dispuesta a cambiar ese cliché y pasar a la historia por su larga carrera profesional.

"Quiero cambiar ese tipo de código o regla que hace que los cantantes solo sean recordados o valorados si mueren demasiado pronto. El hecho de pensar que debería morirme ahora para convertirme en una leyenda es completamente inadmisible", declaró la artista, quien el fin de semana estrenó el disco 'Artpop'.

Tras pasar un tiempo alejada de los narcóticos, Lady Gaga recayó en su adicción el pasado mes de febrero cuando se vio obligada a hacer uso de ellos para calmar el intenso dolor que sentía debido a la fractura de cadera que sufrió y que le obligó a cancelar su gira 'Born This Way Ball'. Sin embargo, la intérprete ha logrado poner fin a la ingesta de drogas con el objetivo de centrarse de lleno en sus proyectos profesionales.

"No necesito tomar drogas para ser especial, puedo vivir sin ellas. Ahora quiero centrarme por completo en mi trabajo, y tengo que dejar a un lado mis adicciones si quiero vivir", reveló.

 

últimas noticias