'Palabras en el aire'

El español presentará en Colombia ‘30 años’, su más reciente disco, grabado hace dos años durante su gira por España y América Latina.

El debut de Pedro Guerra como solista fue ‘Golosinas’. / Cortesía Viva la Música

No es un artista común y corriente. A Pedro Guerra nunca le ha interesado hacer una alabanza o una mitología de su guitarra, así la considere una herramienta esencial en su trabajo. Tampoco es de aquellos que necesitan destacarse por las bondades de su físico, porque como él mismo dice en una de sus canciones primarias: yo podría ser Bugs Bunny por los dientes. No tiene la intención de figurar por obras humanitarias de reconocimiento mundial; lo único que quiere es plasmar en un papel todo lo que se alcanza a imaginar su cabeza y compartirlo con quien le interese aproximarse a su música.

Así se define el artista español, que por haber nacido en las Islas Canarias siente que sus nexos con América Latina son muy estrechos. Pedro Guerra se inquieta con las desigualdades económicas y con las problemáticas humanas de una región lejana geográficamente pero muy cercana en su corazón. Aunque se le define a grandes rasgos como cantautor de tipo social, esas no son sus únicas motivaciones y le gusta ampliar el panorama para compartir sus vivencias y hacer generales sus percepciones.

“Me gusta trabajar en mis composiciones en las horas del día y soy bastante metódico. Agarro la guitarra y la computadora. Con la segunda escribo y con la primera me dedico a hacer la música. Voy lanzando ideas, rodeando conceptos, y de esa manera van surgiendo las canciones que están incluidas en mi discografía”, cuenta Pedro Guerra, quien comenzó su vida musical con un proyecto juvenil llamado Taller Canario de Canción, con el que alcanzó a realizar algunos álbumes de reconocimiento local.

Trapera, Identidad, A por todas y Rap a duras penas fueron las producciones colectivas que abonaron el camino para el surgimiento de Pedro Guerra como solista, faceta en la que debutó con Golosinas, registro de corte intimista grabado en vivo y en la que se incluyó Contamíname, una de sus composiciones más famosas, popularizada en la voz de Ana Belén y Víctor Manuel.

“Yo creo que tengo un estilo definido, aunque puedo presentar ciertas innovaciones sonoras o algunos contenidos particulares, pero en esencia mi forma de componer es bastante particular y eso se ha mantenido a lo largo de todos estos años de carrera musical”, afirma este cantautor, que ha compartido escenario o estudio musical con artistas como Joaquín Sabina, Cesária Évora, Luis Eduardo Aute, Silvio Rodríguez y Julieta Venegas.

Pedro Guerra desarrolla de manera simultánea la melodía y la letra. Cuando esa pareja se consolida y él se siente bien con el productor, la canción está terminada porque, como él dice: ya tiene cuerpo, tiene alma y está vestida para ser presentada al público, una entidad que con el paso del tiempo se va transformando en un juez, unas veces implacable, otras bondadoso.

Tres décadas en la música lleva Pedro Guerra. Durante este lapso ha publicado trabajos discográficos de reconocimiento en Colombia, como Golosinas (1995), Tan cerca de mí (1997), Raíz (1998), La palabra en el aire (2003), Contigo en la distancia (2010) y El mono espabilado (2012). En esta oportunidad presentará en nuestro país buena parte de su más reciente material artístico, titulado 30 años.

El estilo, la pausa, la guitarra, la alegría y sobre todo el compromiso son haberes que ratificará una vez más Pedro Guerra en Colombia, porque no es un artista del montón.

 

Sábado 2 de agosto, 8:00 p.m.

 

[email protected]