Premio a la excelencia musical para Piero

El artista argentino, nacionalizado en Colombia desde la década del 90, será uno de los homenajeados en una ceremonia privada el 16 de noviembre en el Hotel Four Seasons de Las Vegas como parte de las festividades de los Latin Grammy, que se entregan al día siguiente.

Cortesía

Sin perseverar, alcanzó. La constancia no ha sido la principal aliada de Piero. Es más, su nombre ha sonado, rotado y aparecido en los medios de comunicación durante cerca de cinco décadas, pero su trabajo con el arte sonoro no ha sido el más fiel. El argentino va y vuelve en el oficio y aprovecha de buena manera la libertad de ser un artista para crecer también como persona y dedicarse a actividades alternas que se relacionan con su particular interés social por el mundo. Sobre los escenarios y en los estudios de grabación ha pasado mucho menos de la mitad de esos 50 años de historia, pero para el público en Hispanoamérica él ha estado siempre ahí, tal vez representado por sus canciones, las mejores embajadoras que cualquier cantautor pueda encontrar.

Desde que debutó en el mercado discográfico en 1969 con su álbum Piero y luego que les cantó al oído a todos los niños de una generación con su registro Sinfonía inconclusa en la mar (1973), su estilo siempre ha sido una voz autorizada para hacer referencia al movimiento de la nueva canción en América Latina. Este artista, cuyo verdadero nombre es Piero Antonio Franco de Benedictis, fue de los valientes que durante las épocas de dictaduras militares en este continente comenzó a retratar la realidad no sólo desde la hermosa geografía y los escenarios rurales, sino a partir de la política cuestionando las actitudes de los dirigentes y llevando al público a la reflexión. Su música se difundió de manera subterránea, pues los jóvenes se pasaban sus canciones en casetes y los pocos que podían acceder a los LP eran obligados a transportarlos en carátulas de agrupaciones foráneas como The Beatles, Rolling Stones o cualquier artista de soul. Y ya, en un lugar seguro, podían escuchar a Piero en 33 revoluciones y vociferar sus letras, que siempre han sido comunes.

Sus tres primeras producciones discográficas (“Piero”, “Mi viejo” y “Coplas de mi país”) padecieron hace poco el proceso de remasterización y aparecieron nuevamente en el mercado con algunas creaciones, opiniones y comentarios que en aquella época oscura para el arte fueron censurados. Hace unos años estuvo de gira con una propuesta  llamada “Todavía no hicimos lo mejor”, en la que se incluyeron la presentación de “América”, su nuevo material musical en ese entonces, que presentó en vivo en Colombia, una tierra que lo acogió en los 90 después de haber puesto a prueba la incondicionalidad del artista con la tragedia de Armero y durante los más crueles episodios del narcoterrorismo.

“En nuestros países siempre hay cosas por qué luchar, siempre hay dónde crecer y dónde mejorar. Ahora vivimos en una mediocridad aterradora que nos envuelve desde eso que la gente llama globalización. Creo que hay mucho por soñar todavía, el hombre está para cosas más importantes de lo que ha hecho hasta ahora. Tenemos que apelar a los sueños, porque ellos siguen ahí vivos”, comentó Piero, quien lideró un proyecto para conservar y proteger los derechos de los niños, una iniciativa que además de ser acogida por figuras de la talla de David Gilmour, Annie Lennox y Diego Armando Maradona, también fue apoyada por la Unicef.

Hace poco se conoció que Piero será uno de los homenajeados con el Premio a la Excelencia Musical, que es otorgado por votación del Consejo Directivo de la Academia a artistas que han realizado contribuciones creativas de gran importancia artística en el campo de la grabación durante sus carreras. Las razones de su tributo se manifiestan en el párrafo siguiente: “el cantautor argentino Piero (Piero De Benedictis) dedicó más de una década de su carrera a ser un vocero en contra del empobrecimiento y la represión política que vivió Argentina en su tiempo. Con más de tres millones de discos vendidos, ha escrito canciones en italiano y español que abordan temas sociales, económicos y espirituales y otros temas cercanos a él, como “Mi viejo”, “Llegando llegaste” y “Los americanos”, entre otros”.

El premio, que será concedido también a Eugenia León, Ricardo Montaner, Ednita Nazario, será entregado en una ceremonia privada el 16 de noviembre en el Hotel Four Seasons de Las Vegas como parte de las festividades de los Latin Grammy, que se entregan al día siguiente.