"Quienes me hicieron mejor pianista fueron mis compañeros de escuela": Lang

El músico chino, que con 33 años maneja una fama equivalente a la de grandes figuras del pop, creció como instrumentista compitiendo con otros estudiantes de música en su país.

Tomada de bach-cantatas.com

El músico chino Lang Lang, la gran estrella joven del piano clásico, admitió la influencia de referentes como Horowitz y de maestros directos como Barenboim, pero descartó sobre todo el peso de la competencia: "Quienes me hicieron mejor pianista fueron mis compañeros de escuela", aseguró.

El intérprete, que con 33 años maneja una fama equivalente a la de grandes figuras del pop, creció como instrumentista compitiendo con otros estudiantes de música en su país, "a veces de forma áspera", puntualizó con una sonrisa, mientras que ya consagrado como uno de los más prometedores pianistas del mundo tuvo "el privilegio de estudiar" con grandes figuras a las que hoy se iguala.

En la rueda de prensa previa al concierto que ofrecerá mañana en el festival Formentor Sunset Classics de la isla mediterránea de Mallorca, su único recital de 2015 en España, Lang animó a los estudiantes de música a "no perder nunca la esperanza" y a perseverar en su formación.

"Practicar no es divertido, ocho horas en una habitación oscura es aburrido, pero tienen que trabajar", apuntó el artista, que con años ganó el concurso de piano de su ciudad, Shenyang, y a los 13 tocó los 24 preludios de Chopin en el Pekín Concert Hall, antes de iniciar una fulgurante carrera internacional.

Aconseja a los intérpretes jóvenes que consideren que "un buen pianista es un buen comunicador", que ha de proyectar "su corazón" en la música, "abrir la imaginación" y comprender que "en la partitura no hay solo notas".

Lang, embajador de buena voluntad de la ONU, lidera una fundación que promueve la enseñanza musical en todo el mundo, un campo de la educación que encuentra muy descuidado en los países desarrollados.

"Cuando tenía 6 años, en la escuela pública en China tenía clases regulares de música", mientras que en los mayores países occidentales, incluso en los que fueron la cuna de los más grandes compositores, la música clásica ha desaparecido de los programas comunes de la enseñanza", lamentó el pianista, que con su fundación impulsa proyectos y métodos para revertir esa situación.

Lang, que ha actuado en ceremonias de mundiales y juegos olímpicos, tocó con Metallica en los Grammy e interpretó el éxito "Happy" con su autor, Pharrell Williams, afirma que nunca ha escuchado críticas negativas por esta vertiente pop de su trabajo.

Defiende este aspecto de su música porque "cada vez hay más gente viene a escuchar música clásica" gracias a su popularidad y también porque, cuando colabora con otros artistas, solo tiene en cuenta "la calidad de la música", no el estilo o el contexto.

"Es importante tener la cabeza abajo y pisar sobre el suelo", continuar trabajando duro "y aprender", incidió el artista chino, que augura un buen futuro musical para su país, porque hay casi 50 millones de estudiantes de piano y en torno a 100 millones de jóvenes que se forman como intérpretes de instrumentos clásicos. 

Temas relacionados