La versión sinfónica de Santiago Cruz

Con arreglos de los maestros Jaques Morelenbaum, Juan Andrés Otálora, Juan Camilo Arboleda, y Bernardo Quesada las canciones del artista nacido en Ibagué se podrán escuchar ahora arropadas por una orquesta sinfónica dentro del evento #AquiMeTienenSinfónico, que se realizará el 10 de septiembre en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, en Bogotá.

Santiago Cruz tiene tatuado el “Equilibrio” desde hace varios años, pero ahora lo dejó salir. El proceso fue complejo para el cantautor colombiano, porque después de tenerlo en la piel le tocó sentirlo, padecerlo y, tal vez la parte más difícil, encontrar las herramientas necesarias para compartirlo con los demás. Para él, no había otra opción. Era tiempo de surgir con otras publicaciones y simplemente escogió algunas de las tantas historias que se le aparecen como por arte de magia y las plasmó sin más pretensiones que contar situaciones vitales, comunes, humanas.

No fue extraño que la gira de presentación de su anterior álbum se llamara ‘Estar vivos’, porque la vida fue el común denominador en este registro. No fue el título de la producción porque, de alguna manera, ya estaba empeñado, y desde hacía varios años, Cruz quería incluir esa palabra en alguno de sus desarrollos. Sin embargo, ‘Estar vivos’ fue una de las canciones más importantes para el cantautor, quien en el álbum contó con la colaboración de Fernando Osorio.

A pesar de su relevancia y de comandar los afectos dentro del espíritu del compositor, Santiago Cruz se inclinó por otra canción como el primer sencillo de “Equilibrio”. “Cómo lo haces”, un experimento guitarreado y con la participación destacada de un órgano Hammond, fue la pieza seleccionada para abrirle la puerta al quinto trabajo discográfico, en estudio, del artista . La mano decidida del productor Nacho Mañó, con quien el colombiano ya había tenido experiencias sonoras, marcaron el derrotero de este álbum.

Canciones casi al desnudo como “Aquí me tienes”, en la que se establece un diálogo entre la voz y el piano, contrastan con temas en los que intervienen varios instrumentos. “Siempre alguien se va” es un ejemplo claro de ello, porque tiene un arreglo completo para sección de vientos. Trompeta, trombón y saxo hacen de este tema una experiencia singular dentro de toda la propuestas de “Equilibrio”. Lo mismo sucede con “Nadie nos puede romper”, un pulso confeso entre guitarras acústicas y eléctricas; y “La primavera”, que por su rítmica está ascendiendo rápidamente para convertirse en una de las canciones de apertura de los conciertos de Santiago Cruz.

“Equilibrio” surgió después de registros exitosos como “Cruce de caminos” y “A quien corresponda”, dos álbumes que sin duda le han servido de base al cantautor nacido en Ibagué, para multiplicar sus seguidores. La expectativa de su nuevo material siempre es inmensa y por eso está en proceso de creación de canciones nuevas y su objetivo es que compartan protagonismo con legendarias letras suyas como “En tus zapatos”, “Y si te quedas ¿qué?” y “Desde lejos”.

Con arreglos de los maestros Jaques Morelenbaum, Juan Andrés Otálora, Juan Camilo Arboleda, y Bernardo Quesada las canciones de Cruz vuelven a escena ahora arropados por una orquesta sinfónica en un evento titulado #AquiMeTienenSinfónico, un formato ya probado por el artista y que en anteriores oportunidades agotó boletería.

Sobre esta nueva puesta en escena el artista colombiano manifestó: “Como la experiencia anterior había sido tan interesante, decidimos aceptar. Ya me siento con un poco más de confianza. Es un formato muy exigente, sobre todo porque no he querido incorporar ningún instrumento ajeno al formato fiel de la orquesta, lo que supone una concentración máxima en el tiempo y las entradas de voz.  Esta vez se incorporan canciones de “Equilibrio”.

*Teatro Jorge Eliécer Gaitán, Carrera 7 #22-47, Bogotá. 
Septiembre 10, 8:00 p.m.
Información y boletería: www.tuboleta.com