Angelina Jolie y Brad Pitt se quedan sin isla privada

Los dueños de la isla de Petra, a las afueras de Nueva York, aseguran no haber recibido ninguna oferta por parte de la famosa pareja

Angelina Jolie y Brad Pitt.AFP

Angelina Jolie y Brad Pitt se convirtieron la semana pasada en el objeto de intensos rumores sobre la posibilidad de que ambos hubieran comprado la isla privada de Petra en los alrededores de Nueva York -una adquisición que se entendía como un adelanto de las celebraciones por el próximo cumpleaños del actor-, pero las conjeturas han resultado ser falsas teniendo en cuenta que los dueños del terreno han asegurado públicamente que la ínsula -llamativa por tener forma de corazón- todavía sigue a la venta, al elevado precio de 20 millones de dólares.

"No sé de dónde se han sacado esa noticia, pero lo cierto es que nosotros no hemos recibido ningún tipo de oferta por parte de Brad Pitt o Angelina Jolie. Pusimos las tierras a la venta hace cuatro meses y todavía no hemos llegado a recibir una oferta concreta por ella, y desde luego ninguna procedente de dos actores de Hollywood", aseguró Donna Massaro, hija de los dueños de la isla, al diario The New York Post.

La isla de Petra con la que se ha relacionado a la famosa pareja es en realidad de interior y está situada en medio de un gran lago alejado del ruido de la ciudad, una localización perfecta para dos intérpretes muy celosos de su vida privada y que tratan siempre de proporcionar a sus seis hijos un ambiente lo más íntimo posible para garantizar su bienestar. Sin embargo, el hipotético interés de Brad Pitt y de Angelina Jolie por el terreno que ahora ha sido desmentido habría recaído principalmente en la gran mansión que preside la isla, diseñada por uno de los artistas más venerados por el actor estadounidense, el ya fallecido Frank Lloyd Wright.

Aunque Brad Pitt y Angelina Jolie podrían seguir buscando incesantemente residencia veraniega para su familia, la atractiva actriz tiene ahora otros asuntos más importantes en los que concentrar su atención, ya que se encuentra rodando su segunda película como directora, 'Unbroken', en la ciudad australiana de Sídney, mientras la revista Time la ha seleccionado como una de las candidatas a recibir el título de Persona del Año.