15 años sin Héctor Lavoe

Este domingo se conmemoran 15 años del fallecimiento del salsero puertorriqueño Héctor Lavoe, y desde ya sus colegas y familiares expresan tributos y palabras de cariño para el considerado "cantante de cantantes".

Leslie, hija del músico, aseguró que prefiere recordar a Lavoe por el amor, el cariño y los consejos que les dejó a sus más cercanos. Recordó dos consejos que su padre, cuyo verdadero nombre era Héctor Juan Pérez Martínez, le inculcó desde pequeña: "pedir la bendición y en cualquier profesión, ser lo más humilde".

Indicó que el domingo se celebrará una pequeña actividad musical en el cementerio de Ponce, ciudad al sur de Puerto Rico y lugar de nacimiento de Lavoe, donde se cantará música "del ayer" en honor al intérprete de ‘El Todopoderoso'.

El salsero Ismael Miranda sostuvo que "definitivamente" le hace falta la presencia de su amigo, señaló que la música de ambos "no morirá" y que como Héctor no va a haber otro.

Miranda, quien compartió en innumerables ocasiones con Lavoe como miembros de las Estrellas de la Fania, dijo que cuando supo de la muerte de su compañero, sintió emociones "encontradas", pues se alegró de que muriera "porque así no sufría más" debido a su adicción a las drogas, pero se entristeció "al perder a un hermano".

Por su parte, Cheo Feliciano, quien también cayó en el abuso de drogas, aunque a diferencia de Lavoe pudo rehabilitarse, dijo que aún siente "la presencia y la vibración del espíritu" del intérprete de ‘El cantante'.

Feliciano dijo que se encontraba en Panamá cuando supo la noticia de la muerte de Lavoe. Indicó que creyó la noticia "por la condición en que se encontraba" Lavoe y que "en algún momento iba a ocurrir", aunque le dio " un poco de alegría" al saber del fallecimiento, pues sus amigos "ya querían que descansara y estuviera en paz".

Asimismo, Luis ‘Perico' Ortiz, con quien Lavoe trabajó en los discos ‘De ti depende' y ‘Comedia', aún agradece la oportunidad de haberlo conocido.

"La gente no lo cuidaba y le llevaban drogas de gratis. Pese a eso, dejó un gran legado musical del que la gente no habla", explica. Lavoe murió de sida en el hospital Saint Claire de Nueva York a los 47 años el 29 de junio de 1993.
Pero antes, había intentado suicidarse en varias ocasiones vencido por las drogas y golpes anímicos como la muerte de uno de sus hijos por un disparo accidental de un amigo en 1987, el mismo año que murieron su padre y su suegra.

Ortiz recordó que cuando Lavoe cayó del noveno piso del Hotel Regency en Condado, San Juan, en 1988, fue de la habitación donde él se iba a hospedar, pero se la cedió al intérprete de ‘Hacha y machete' y se fue a quedarse en casa de sus padres.

La mañana siguiente, al llegar al hotel, se encontró con Johnny Pacheco y el conguero Ray Barreto y estando en el vestíbulo del hotel escucharon un estruendoso ruido.

Al salir del edificio se percataron de que Lavoe había caído y tenía el cuerpo "desbaratado", pero unos conductos del aire acondicionado amortiguaron el golpe salvándole la vida.

Según Ortiz, Lavoe cayó porque estaba alucinando y vio en el balcón del hotel a su hijo, Héctor Luis, que había muerto dos meses antes.

Temas relacionados