'Il Postino', con Placido Domingo como Neruda, se estrenó mundialmente

Mucha ovación produjo la primera función de la ópera que se realizó en Los Angeles.

La ópera 'Il Postino', sobre la figura del poeta chileno Pablo Neruda, se estrenó con ovación el pasado jueves en la noche en Los Angeles con el tenor español Plácido Domingo como protagonista y la composición del mexicano Daniel Catán.

Más de 3.000 personas llenaron el auditorio Dorothy Chandler Pavilion de la ciudad californiana que sirvió también de escenario para entregar la Orden al Mérito Artístico y Cultural Pablo Neruda, que concede anualmente el Gobierno de Chile, a Domingo, a Catán, al escritor Antonio Skármeta y a la soprano Cristina Gallardo-Domas.

La ópera llevó al terreno de la lírica la novela 'Ardiente paciencia' de 1985 de Skármeta, que cuenta la relación del famoso poeta con un humilde cartero en unos tiempos políticos convulsos, y tomó algunos elementos de la película 'Il Postino' de 1994 -basada en el mismo libro- como su nombre o su ambientación italiana.

"El público ha reaccionado con cariño y entrega y creo que podemos estar satisfechos", dijo Plácido Domingo al término de la función que marcó el inicio de la temporada de operística en Los Angeles, que este año cumple un cuarto de siglo.

"Hemos hecho un esfuerzo y agradezco muchísimo a la compañía de la cual soy el director por el hecho de que hayan seguido mi idea de que teníamos que hacer esta obra", comentó el tenor de 69 años, quien encarnó a Neruda y que el martes renovó su contrato al frente de L.A. Opera hasta 2013.

El propio Skármeta aseguró tras presenciar la puesta de largo de 'Il Postino' que ver su obra convertida en ópera "son palabras mayores".

"Es una experiencia muy emocionante", manifestó el escritor que confesó que 'Il Postino' con la voz de Domingo supone "la gloria". Y añadió: "Éste es un instante muy fecundo y profundo de realización en mi vida".

A juicio de Skármeta, la ópera plasma con "gran fidelidad" el carácter de los personajes y el tono tragicómico de su novela.

"Tiene dos actos muy claramente diferenciados. El primero es brillantemente comediante y el segundo es solemnemente trágico. Yo creo que el público ha percibido ambas temperaturas", indicó.

Además de la exhibición poética y lírica, 'Il Postino' se presentó con una sofisticada escenografía audiovisual que intercaló decorados reales con montajes de video e imágenes que evocaron desde episodios históricos hasta parajes naturales.

Junto al trabajo de Domingo destacaron las interpretaciones del tenor Charles Castronovo, como el cartero Mario Ruoppolo, la soprano Amanda Squitieri, como la enamorada Beatrice Russo, o la soprano chilena Cristina Gallardo-Domas, que se pone en la piel de la mujer del poeta, Matilde.

El debut mundial de 'Il Postino' contó con una nutrida representación de autoridades chilenas encabezadas por los ministros de Cultura, Energía, Economía y Agricultura, mientras que el presidente del país, Sebastián Piñera, tenía previsto participar en una recepción posterior en Los Angeles tras asistir en Nueva York a la Asamblea de Naciones Unidas.

"Estamos en una misión de carácter empresarial y hemos hecho coincidir la fecha para poder asistir a este estreno de una obra que nos identifica mucho porque es parte de la historia de nuestro país", señaló el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke.

Este ministro fue el encargado de presentar la Orden al Mérito Artístico y Cultural Pablo Neruda a los agraciados en reconocimiento por sus aportaciones al ámbito del arte y la cultura de Chile.

"Este premio nos llena de satisfacción", afirmó Plácido Domingo, que se mostró agradecido y emocionado por el gesto del Gobierno chileno, lo mismo que sus compañeros galardonados.

"Siendo yo alguien que he escrito tanto sobre y en torno a Neruda y que he inventado un Neruda para el mundo, es un especial honor y además enfatizado por el hecho que lo recibo en este estreno de la ópera 'Il Postino' que capta la atención mundial y en compañía de artistas que yo mismo admiro", reconoció Skármeta.

'Il Postino' se podrá ver en Los Angeles hasta el 16 de octubre y viajará posteriormente a Viena y París, si bien Plácido Domingo comentó que existe también interés por llevar la ópera a España, Chile, Argentina o México.