Obra de pintor colombiano desaparece en Ecuador

El cuadro ‘La Edad Dorada' del pintor Darío Ortiz se perdió este jueves.

'La Edad Dorada', la obra del pintor ibaguereño Darío Ortiz, se perdió este jueves 2 de abril en Ecuador. El anuncio lo hizo artista, quien se mostró sorprendido por el hecho, al tiempo que explicó que la desaparición ocurrió durante el traslado de varias de las pinturas del artista entre Cuenca y Quito.

El cuadro, un óleo sobre lino belga de 180 x135 cm del año 2005, hizo parte de la exposición que se realizó el pasado diciembre el Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo de Santa Marta, exhibición que hizo parte de la itinerante Ventana al Mundo y ahora de la Exposición Mitología Íntima.

Ortiz dijo que la pérdida de su cuadro fue una situación extraña, en una misiva enviada a la Fundación Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo. "Para mi sorpresa nadie en el Museo del Centro Cultural Metropolitano se había dado cuenta siquiera que la obra se había perdido. Simplemente entre el trayecto del Museo de Cuenca al Museo de Quito se esfumo sin dejar rastro. El crimen perfecto. Como para la colección de Thomas Crown. Los procedimientos legales, las denuncias y demandas, los papeles y las vueltas ya se empezaron a hacer".

Comentó que la obra extraviada es una de las sobre que recayó todo el peso de la publicidad de las exposiciones de los museos colombianos y ecuatorianos.

"Si manifestamos que es robada podemos evitar que el meticuloso ladrón que no dejó rastro la saque a la luz pública para venderla, aunque es muy probable que la selección de esa pieza por encima de las otras catorce obras con las que viajó no sea un caso fortuito sino un encargo. Si algún día la vez díganle que se le extraña mucho, que no se le olvida y avisen de inmediato a la policía o a la Interpol", manifestó el artista.

Ortiz también comunicó que "esta obra, comenzada en el 2004 y terminada en el 2005 fue una de las primeras obras que pude terminar después de la muerte de mi padre. Desde el mismo 2005, antes de terminarse, pertenecía a un coleccionista privado quien gentilmente me la prestó siempre junto a las otras obras de su colección".

Temas relacionados