Se estrena serie cubana sobre atentados para asesinar a Fidel Castro

"El que debe vivir", un dramatizado de ocho capítulos muestra 638 atentados planeados en el último medio siglo contra el líder de la revolución.

La televisión estatal cubana estrenará este domingo en su horario estelar la serie "El que debe vivir", un dramatizado de ocho capítulos con conocidos actores de la isla sobre algunos de los 638 atentados planeados en el último medio siglo contra el líder de la revolución de 1959, Fidel Castro.

La producción, que mezcla varios géneros y tardó tres años en completarse, es calificada por sus realizadores como "una serie histórica", y será trasmitida cada domingo en el horario en que habitualmente se colocan los policiacos.

La lista de intentos de asesinato contra Castro incluye planes clásicos con bombas, francotiradores y gases tóxicos, y otros menos ortodoxos como puros o batidos de leche envenenados.

Durante la promoción de la serie en los últimos días los medios cubanos resaltan que algunos casos "parecen extraídos de filmes de ciencia ficción".

Dirigida por el realizador cubano Rafael Benítez, "El que debe vivir" convocó a un equipo de 243 actores y actrices, además de 800 extras y figurantes.

Se trata de la mayor producción realizada hasta ahora por el Instituto Superior de Ciencias Policiales del Ministerio del Interior, que tradicionalmente colabora con las series nacionales de tema policiaco.

El primer capítulo presentará intentos de eliminar a Castro antes del triunfo rebelde, entre los preparativos en México de la expedición del yate "Granma" y el levantamiento armado en la Sierra Maestra.

Para el episodio final se decidió presentar los detalles del frustrado atentado en la X Cumbre Iberoamericana de 2000, que iba a ser ejecutado durante la asistencia del entonces presidente cubano a un acto en el Paraninfo de la Universidad de Panamá.

El líder cubano denunció en la misma Cumbre ese plan de magnicidio por parte de exiliados de la Fundación Nacional Cubano Americana, en relación con el cual fue condenado en Panamá el anticastrista Luis Posada Carriles, indultado luego por la ex presidenta Mireya Moscoso.

La prensa de la isla ha indicado que "la vida de Fidel siempre ha estado en peligro" y que cada capítulo de la serie reflejará "una época diferente, con un plan de atentado al menos que lleva la línea dramática".

A propósito del tema, los medios han vuelto a denunciar que en las últimas décadas la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) reunió para la ejecución de los atentados a agentes de su plantilla, miembros de "grupos terroristas reclutados en Miami" y "profesionales de la mafia norteamericana".

Además, resaltan que los intentos de asesinato "han sido frustrados por la efectiva actuación de la seguridad del Estado, las Fuerzas Armadas y el pueblo de Cuba".

El propio Castro ha afirmado en el pasado que los crímenes en su contra fueron "descubiertos en distintos niveles de ejecución", siempre organizados, financiados o incitados por la CIA.

"Algunos estuvieron bastante cerca del éxito. Contra ellos intervino a veces el azar, que también influye", admitió hace unos años el ex mandatario al periodista hispano-francés Ignacio Ramonet, en una entrevista para el libro "Cien horas con Fidel".

En ese libro Castro narra planes para matarlo, como aquel en el que un agente debía colocar una pastilla de cianuro en el batido de chocolate que bebía con frecuencia en una cafetería de La Habana, a inicios de la década de 1960.

"En el momento en que la iba a echar, no pudo hacerlo porque estaba adherida al hielo del congelador donde la había guardado", relató Castro.

También estuvo el intento de infectar con un "agente químico" el aire de un estudio de televisión en el que hablaría, y el de envenenar una caja de tabacos que le iba a ser obsequiada.

Las autoridades cubanas calculan al menos una decena de intentos en cumbres y visitas internacionales realizadas por el líder cubano.

Fidel Castro, de 83 años, no aparece en público desde julio de 2006, cuando enfermó y cedió la Presidencia a su hermano menor, Raúl, pero sigue siendo primer secretario del gobernante Partido Comunista.

Temas relacionados