Actriz Shailene Woodley se declara inocente de 'vandalismo' tras arresto

La artista recurre a su abogado para defender su inocencia tras su detención durante una protesta en Dakota del Norte.

Shailene Woodley cuando fue arrestada en Dakota del Norte.AFP

Aunque la actriz Shailene Woodley no se presentó el miércoles ante el juzgado de Dakota del Norte que estudia las posibles consecuencias penales de su arresto, y el de otras 26 personas, hace dos semanas durante una manifestación convocada para protestar contra la construcción de un oleoducto que podría dañar de forma irreversible el ecosistema y la calidad del agua potable en la reserva de Standing Rock, su abogado fue el encargado de transmitir al juez encargado del caso que la intérprete se declaraba inocente de los delitos de allanamiento y vandalismo de los que se le acusa. (Leer Pese a arresto, Shailene Woodley no renunciará al activismo).

Durante la citada protesta, alrededor de 100 personas accedieron ilegalmente al recinto donde está planeado ejecutar las obras y esa circunstancia es la que explica que la policía tuviera que intervenir y arrestar a tantas personas como les fuera posible, un episodio que la propia artista emitió en directo a través de su cuenta de Facebook para criticar lo que ella entendía como una injusticia. (Leer Protagonista de "Divergente" es arrestada por protestar contra oleoducto).

"¡Me están arrestando! Yo me encontraba aquí con todo el mundo, no estaba sola. No sé lo que está pasando, ya que en cuanto llegaron los agentes yo me fui del lugar. Estoy seguro de que me detienen porque soy conocida, porque tengo a 40.000 personas viendo lo que ocurre", gritaba la protagonista de las películas de la saga 'Divergente' al tiempo que compartía con sus seguidores lo que estaba sucediendo en tiempo real.

En el hipotético caso de que el tribunal termine declarándolos culpables de los cargos que han sido presentados contra ellos, Shailene Woodley y sus compañeros podrían enfrentarse a una condena de hasta 60 días en prisión y una multa que podría ascender a los 3.000 dólares, un desenlace que no se conocerá al menos hasta el mes que viene.

Sin embargo, el colectivo que ha venido organizado todos estos actos públicos contra el polémico proyecto, que facilitaría el transporte de crudo entre Dakota del Norte y el estado de Illinois, pero que al mismo tiempo generaría una situación de riesgo ambiental para el entorno natural de los alrededores del río Missouri, se ha apuntado ahora una victoria al revelarse que, de forma provisional, el Departamento de Justicia del Gobierno federal ha decidido parar las obras para iniciar una nueva investigación acerca de su impacto sobre el medio ambiente.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Adiós a la "Reina del Soul"

Carolina Rueda, cuentera por 30 años