Adiós al señor Spock

“Si tuviera que ser alguien más, entonces sería Spock”.

Nimoy en 2009, durante el estreno de una de las recientes películas de ‘Viaje a las estrellas’. /EFE

Las palabras son de Leonard Nimoy, el actor, director, escritor (e incluso fotógrafo) que alcanzó el mayor reconocimiento de su carrera con el papel del señor Spock, un vulcano miembro de la tripulación del Enterprise, la nave espacial insignia de Viaje a las estrellas, uno de los productos de ciencia ficción más populares de todos los tiempos.

Son palabras particulares porque, si bien Nimoy participó en decenas de proyectos culturales diferentes a Viaje a las estrellas, Spock sería su interpretación más recordada, claro, y, más que eso, el personaje se convirtió en una suerte de álter ego del actor: Nimoy era Spock de la misma forma que Flaubert era Madame Bovary, tal vez.

Viaje a las estrellas se estrenó el 8 de septiembre de 1966 en televisión. El programa fue cancelado después de tres temporadas por cuenta de la baja en audiencia. Algo curioso porque, para ser un asunto relativamente corto, la vida de la historia es, quizá, eterna. Esto porque, entre otras cosas, la saga revivió de cierta forma a través de una serie animada y varias películas, dos de las cuales llegaron a ser dirigidas por Nimoy; en dos más apareció brevemente como una forma de homenaje al Spock original (cintas estrenadas desde 2009 bajo la dirección de J.J. Abrams).

Pero más allá de los productos, la serie es inmortal en el corazón de los seguidores; quizá un cliché, pero no por eso menos cierto. Viaje a las estrellas, lejos de la pantalla y los estudios de grabación, es un asunto de culto que se celebra en una convención (una especie de Comic-Con, pero sólo para la serie) y en cientos de eventos oficiales e informales en todo el mundo. El público de la historia no sólo son personas: son trekkies.

En todo esto, Nimoy jugó un papel fundamental, pues si bien la serie tiene otros personajes memorables, Spock es, sin lugar a duda, el más recordado. Aunque no sólo es un asunto de recordación. Gene Roddenberry, el creador de la historia, lo puso de esta forma en una entrevista: “Spock (o Nimoy) es la conciencia de Viaje a las estrellas“.

Leonard Nimoy murió ayer en su casa de Bel Air, Los Ángeles (EE.UU.), luego de sufrir una enfermedad pulmonar crónica, condición que hizo pública el año pasado y que atribuyó a sus años de fumador compulsivo.

últimas noticias

La cita es en Cúcuta

La cita es en Cúcuta