American Music Awards, el volumen de la popularidad

Estos galardones de la industria musical se crearon en 1973 para hacerle contrapeso a los Grammy. Mientras unos son otorgados por la Academia de Nacional de las Artes y las Ciencias de la Grabación, los otros son entregados de acuerdo con el resultado de encuestas realizadas a consumidores.

El actor Robert Downey Jr. presenta a Sting con el Premio Americano de Mérito de Música en los American Music Awards de 2016 en Los Ángeles. /Reuters

El pulso musical empezó a adquirir decibeles en 1973, cuando el presentador Dick Clark creó los American Music Awards y tomó la decisión de competir de frente con la Academia Nacional de las Artes y las Ciencias de la Grabación, entidad gestora de los Grammy. La intención del comunicador era posicionar un galardón que tuviera en cuenta la opinión del público, que es, a la postre, quien hace que la industria sonora esté en constante movimiento.

Para lograr su propósito, Clark comenzó pisando fuerte al tener entre su grupo de presentadores a Michael Jackson, una estrella en plena consolidación artística y una de las figuras llamadas a modificar el rumbo de la industria a través del pop. Desde el primer minuto de la ceremonia con la que los American Music Awards debutaron en el panorama internacional, se dejó claro que aquí, a diferencia de los que pudiera pasar con otros galardones de su misma especie, la opinión de los denominados expertos no sería tomada en cuenta.   

La popularidad, el poder de convocatoria del artista sería lo que se llegaría a aplaudir en este reconocimiento, que con pocos años de vuelo empezó a conocerse gracias a sus iniciales en inglés, AMA. A través de encuestas a los consumidores habituales de música se establecería el triunfador en cada categoría y los nominados vendrían de las ventas de sus ejemplares, así como de sus movimientos en las plataformas digitales a partir de la implementación de desarrollos como los denominados “Streaming”.

Para marcar aún más las diferencias, los AMA evitaron premiar categorías como El Sencillo del Año o la Grabación del Año. En un principio la intención era la de reconocer a los artistas nacidos en los Estados Unidos pero con el impacto de la música Anglo muy pronto entraron a figurar personajes como Elton John, del Reino Unidos; Enrique Iglesias, de España; Shakira, de Colombia; y Justin Beiber, de Canadá.

Enero fue el mes seleccionado en un principio para la entrega de los AMA pero la presencia de galardones como Los Globo de Oro y los Óscar disminuían su alcance durante la transmisión en la pantalla chica en Norte América, así que desde hace algunas jornadas se tomó la decisión de realizar la ceremonia durante el mes de noviembre. En su edición correspondiente al 2016, por ejemplo, el escenario escogido fue el Microsoft Theater, de Los Ángeles.

El rapero canadiense Drake lidera la lista de máximo triunfador con 13 nominaciones, seguido por la cantante Rihanna, con siete candidaturas, y Justin Bieber, con cinco. J. Balvin es el único representante colombiano en los American Music Awards y compite en la categoría “Artista Latino Favorito”.

Temas relacionados