Recordando a Harvey Milk

La Red de Servicios de LGBT de Long Island honrará póstumamente al asesinado político y activista defensor de los derechos de los gay.

Cuando Harvey Milk estudió en la escuela secundaria de un suburbio en Long Island en los años 40, y luego enseñó allí matemática e historia y fue entrenador de baloncesto, mantuvo su orientación sexual como un secreto bien guardado.

"Como la mayoría de los hombres de su generación", escribió el biógrafo Randy Shilts en ‘The Mayor of Castro Street' -El alcalde de la calle Castro-, "Milk mantuvo una doble vida que cuidadosamente siguió desde sus días en la escuela".

Más de medio siglo después, la Red de Servicios de Long Island para Personas Gay, Lesbianas, Bisexuales y Transgénero honrará póstumamente al asesinado activista defensor de los derechos de los gay para llamar la atención sobre las dificultades que enfrentan los gay y lesbianas de las pequeñas ciudades.

El sobrino de Milk, Stuart Milk, aceptará el premio en nombre de su tío el sábado.

"Las cosas han cambiado dramáticamente desde finales de los 40, cuando Harvey Milk se graduó de esta secundaria", dijo David Kilmnick, fundador del grupo. "Pero hay mucho más por hacer".

Milk, foco de una renovada atención gracias a una película biográfica que ganó dos premios Oscar este año, fue uno de los primeros funcionarios abiertamente gay elegidos por voto popular en 1977, cuando formó parte de la Junta de Supervisores de San Francisco.

En noviembre de 1978, Milk y el alcalde de San Francisco George Moscone fueron asesinados a tiros por Dan White, un descontento ex supervisor municipal. Milk tenía 48 años.

Desde los días en que Milk crecía a la sombra de la ciudad de Nueva York, no cabe duda de que la vida para los hombres y mujeres gay de Long Island, con 2,8 millones de habitantes, ha mejorado de muchas maneras.

Muchos gays y lesbianas dicen sentirse lo suficientemente cómodos como para vivir abiertamente. Sin embargo, acotan, no todo el mundo recibe bien su forma de ser. Mientras cursaba el último año de la Escuela Secundaria de Bay Shore, de la que egresó Milk, Erik Normandin reveló que era gay.

"Todo el mundo se lo tomó bien", recordó el joven de 18 años, excepto por la familia de su ex novia. "Me dijeron que era repugnante", dijo Normandin, quien se graduó en 2008.

Desde entonces, Normandin no ha dudado en caminar de la mano de otro muchacho en el centro comercial o por la calle, pero el gerente de un restaurante que se define como un establecimiento familiar una vez le pidió que parara o se fuera, y un cliente se quejó.

"Me sorprende la cantidad de gente de Long Island que lo acepta", dijo Normandin. "Pensé que iba a encontrar más resistencia".

Normandin no descarta establecerse en Long Island después de ir a la universidad, pero no está seguro si sus metas de trabajar en la iluminación y diseño de escenarios lo llevarán a otra parte.

Una de las metas de la organización de Kilmnick es que personas como Normandin puedan vivir abiertamente en los suburbios, en un ambiente más agradable que no los lleve a escapar a mecas como Nueva York, San Francisco y Atlanta.

Este en parte fue el objetivo de premiar póstumamente a Milk, dijo. "Necesitamos mantener algo de eso en la Estados Unidos suburbana y rural, si realmente queremos ver una igualdad total" dijo Kilmnick.

Milk fue apenas el quinto funcionario abiertamente gay elegido en Estados Unidos, según Denis Dison, un vocero del Gay & Lesbian Victory Fund, un comité de acción política.

Hoy existen 427 funcionarios abiertamente gay elegidos, según Dison, y más de tres cuartos de ellos sirven a nivel local.

Cuando Kilmnick y su compañero por ocho años se mudaron a una casa en Long Island en el 2003, una vecina se detuvo a darles la bienvenida.

"Me preguntó ¿dónde está su esposa?", recordó Kilmnick, quien entonces le presentó a su novio, Robert. "Eso fue hace seis años y no la hemos visto desde entonces".

Aun así, dice Kilmnick, hay evidencia tangible de que las cosas han cambiado desde que Milk vivió en Long Island. Existen 67 alianzas de homosexuales y heterosexuales en escuelas de Long Island, indicó, y el año pasado más de 40.000 estudiantes participaron en un acto pro-gay.

El año pasado el director Gus Van Sant estrenó la cinta Milk, protagonziada por Sean Penn, quien este año ganó el premio Oscar por esta actuación. En la cinta también participan Diego Luna y James Franco. En Colombia llegará a las salas de cine el próximo 24 de abril.