Lluvia de estrellas en el funeral de Michael Jackson

Steve Wonder, Jennifer Hudson, Mariah Carey y Lionel Richie son algunos artistas confirmados.

El funeral de Michael Jackson, que se celebrará este martes en el estadio Staples de Los Angeles, promete ser un espectáculo televisivo de primer orden con la participación de artistas como Jennifer Hudson, Steve Wonder, Mariah Carey y Lionel Richie.

La familia del ‘rey del pop' emitió este lunes un comunicado con algunos de los amigos y artistas que han confirmado su asistencia al funeral, entre ellos los jugadores de baloncesto Kobe Bryant y Magic Johnson, la actriz Brooke Shields, el productor musical y fundador de la Motown Berry Gordy, y el reverendo Al Sharpton.

La familia también ha confirmado la presencia de artistas como Mariah Carey, Jennifer Hudson, John Mayer, Lionel Richie, Smokey Robinson, Usher y Steve Wonder, aunque no precisa si actuarán en el evento.

La prensa especializada añade otros nombres al evento, aunque no existe confirmación oficial, como Aretha Franklin, Liza Minnelli, Alicia Keys, Justin Timberlake y Diana Ross, está última, buena amiga de Jackson.

La ceremonia, según informa el canal CBS de Los Angeles, tendrá una duración de 90 minutos, y contará con algunas actuaciones musicales. The New York Post cuenta además que la ceremonia será abierta por Diana Ross, y otra de las grandes amigas de Jackson, la actriz Elizabeth Taylor, será la encargada de pronunciar el panegírico del ‘rey del pop'.

La ceremonia, a la que podrán asistir 11.000 seguidores seleccionados al azar, será retransmitida por las principales cadenas de televisión del país y por Internet, y se prevé que se alcance una audiencia multimillonaria en todo el planeta.

Algunos expertos calculan que el funeral podría convertirse en el evento en directo más seguido de la historia de la televisión, por encima de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de China, que atrajo a 1.000 millones de personas, o del funeral de la princesa Diana de Gales, que se calcula que fue visto por 2.500 millones de personas.