Michael Jackson tomaba más de 10 pastillas antes de dormir

La cadena CNN divulgó la adicción del cantante al fármaco Xanax.

El cantante Michael Jackson tomaba más de 10 pastillas de un medicamento contra el pánico cada noche, fármaco que le conseguían sus empleados o que pedía él mismo visitando a doctores en diferentes estados, publicó este viernes la cadena CNN.

En un documento confidencial con fecha de 2004 de la oficina del Sheriff del condado de Santa Bárbara, donde se encuentra el rancho Neverland, dos guardias de seguridad de Jackson comentaron a los agentes la presunta adicción del artista a unas pastillas llamadas Xanax.

El testimonio de los guardaespaldas de Jackson fue recogido con motivo del juicio por abusos a menores celebrado en contra del artista en 2005 y, aunque los cargos fueron desestimados, esa declaración reafirma la teoría de la dependencia del cantante de medicinas para conciliar el sueño.

Xanax es un producto destinado a tratar los ataques de pánico, según se recoge en la página web, para pacientes "con o sin agorafobia" y con una dosis diaria recomendada a tomar por las mañanas, aunque siempre bajo supervisión de un médico.

Los mismos informes previos a aquel juicio señalaron que algunos doctores descubrieron por aquel entonces que Jackson se auto inyectaba Demerol, un potente calmante que el artista tendría en su poder también en el momento de su fallecimiento, según trascendió a la prensa.

En el registro realizado en Neverland en 2004 la policía incautó varios sedantes, analgésicos, calmantes, jeringuillas, esteroides, numerosas pastillas y tanques de oxígeno.

Como parte de la investigación para aclarar las razones de su muerte, la policía de Los Angeles ha enviado citaciones a los doctores que trataron a Jackson durante su vida para reconstruir su historial médico, determinante para conocer el estado de la salud del artista.

Los investigadores requirieron todos los informes, incluidos los radiológicos y psiquiátricos.

Tras la muerte de Jackson, los agentes incautaron numerosos fármacos en el domicilio del cantante en Los Angeles, algunos serían fuertes calmantes.

En estas dos semanas se conoció que Jackson utilizaba pseudónimos para solicitar recetas con el objetivo de conseguir potentes medicamentos.
Según la web de noticias de famosos TMZ, el cuerpo del ‘rey del pop' presentaba numerosas marcas de inyecciones en brazos, piernas, tobillos, rodillas y cuello.

Los investigadores barajan que la muerte de Jackson el pasado 25 de junio pudo deberse a una sobredosis accidental y no descartan que pudiera tratarse de un homicidio, si bien se esperan los resultados toxicológicos de la autopsia del cantante para salir de dudas.

Está previsto que esos análisis estén listos en las próximas dos o tres semanas.