Médico de Jackson, investigado por posible homicidio

Quienes manejan los bienes del cantante solicitaron ayudas económicas para los tres niños de Jackson y su madre.

Conrad Murray, el médico personal de Michael Jackson, fue identificado este jueves como objetivo de la investigación policial por un posible homicidio involuntario relacionado con la muerte del cantante, informó el diario Los Angeles Times.

Según documentos oficiales presentados en una corte de Houston, Texas, miembros del Departamento Antidrogas (DEA) y detectives de la Policía de Los Angeles registraron el miércoles la oficina de Murray en busca de "artículos que constituyan evidencias de un posible homicidio involuntario y que muestren que el doctor Conrad Murray cometió dicho crimen".

Entre los objetos aprehendidos se encuentran dos discos duros, cartas a un ex empleado y documentos relacionados con sus prácticas habituales.

Los Angeles Times también informó que los ejecutivos que manejan los bienes de Jackson solicitaron a un juez una serie de ayudas económicas para los tres niños del cantante y su madre.

La petición se presentó el jueves por la mañana a través de Paul Gordon Hoffman, letrado de John Branca y de John McClain, nombrados por Jackson en su última voluntad como gestores de su herencia.

El juez Mitchell Beckloff les concedió el control legal sobre el patrimonio dejado por Jackson, valorado en 500 millones de dólares.

Hoffman anunció que la petición, en la que no se especificó las cantidades destinadas a los niños ni a la madre del artista, será considerada por el juez el próximo 3 de agosto.

Katherine Jackson, madre del cantante fallecido, tiene la custodia temporal de los tres hijos del artista: Michael Joseph Jr., de 12 años -apodado Prince Michael-, Paris Michael Katherine, de 11 años, y Prince Michael II, de 7 años.
Tanto la madre de Jackson como sus tres hijos son los principales beneficiarios del legado del artista.

Pero, por el momento, la retirada de fondos requiere una aprobación judicial, al menos hasta el 3 de agosto, fecha en la que tendrá lugar una vista cuyo objetivo será resolver quién tendrá el control permanente y de qué manera se ejercerá esa autoridad sobre los bienes de Jackson.

Hoffman esperaba obtener una audiencia previa a la vista del día 3 de agosto, pero el juez Mitchell decidió esperar hasta esa fecha para exponer todos los asuntos a la vez.