DEA registra el domicilio del médico de Michael Jackson

En Las Vegas se realiza la investigación para esclarecer la muerte del cantante.

Agentes del Departamento Estadounidense Antidroga (DEA) registraron este martes el domicilio en Las Vegas del médico personal de Michael Jackson, Conrad Murray, como parte de la investigación para esclarecer la muerte del cantante.

Murray, que estaba presente en el domicilio del 'rey del pop' el día de su fallecimiento, se ha convertido en el objetivo de las pesquisas policiales que se centran en aclarar si Jackson fue víctima de un homicidio sin premeditación.

Hasta el momento este doctor, que llevaba tratando la salud del cantante desde 2006, no ha sido acusado oficialmente de tener responsabilidad en la repentina muerte del artista el 25 de junio.

La redada de hoy es la segunda que las autoridades realizan en los inmuebles de Murray, después de que el pasado jueves la policía obtuviera una orden de registro para entrar en las oficinas del médico en Houston, Texas.

El permiso judicial llegó a raíz de los resultados preliminares obtenidos tras la autopsia a Jackson, que mostraron que la causa de la muerte podría estar relacionada con el uso del Propofol, un potente anestésico generalmente usado en intervenciones quirúrgicas.

Este sedante fue encontrado por las autoridades en la residencia alquilada del cantante en Los Angeles.

Fuentes de la investigación confirmaron esta semana que Murray suministró ese fármaco a Jackson la noche antes de su fallecimiento, algo que ha negado reiteradamente el abogado del doctor, quien asegura que su cliente ni recetó, ni administró al cantante sustancias que terminaron con su vida.

Uno de los más graves efectos secundarios del Propofol -un fármaco solo disponible para personal médico y administrado por vía intravenosa- es que puede provocar un paro cardiaco si se mezcla con ciertos analgésicos, aunque podría llegar a causarlo por sí solo en caso de que la dosis fuera exagerada.