Bautizan al príncipe Jorge de Inglaterra en ceremonia privada

La reina Isabel II apareció por primera vez en público con los tres futuros reyes de Inglaterra, su hijo Carlos, su nieto Guillermo y su bisnieto Jorge.

El príncipe Jorge de Inglaterra, tercero en la línea de sucesión al trono, fue bautizado este miércoles en una ceremonia privada a la que asistieron la reina Isabel, la bisabuela, y 21 familiares y amigos.

La reina Isabel II apareció por primera vez en público con los tres futuros reyes de Inglaterra, su hijo Carlos, su nieto Guillermo y su bisnieto Jorge, en el bautizo de este último, de tres meses de edad. (Ver imágenes de la ceremonia).

Poco antes de comenzar la ceremonia en la capilla real del Palacio de St. James, que se celebró en la más estricta intimidad, los cuatro fueron retratados por las cámaras de televisión y fotógrafos, sonrientes en el caso de los adultos mientras el pequeño se mostraba serio.

Acompañado por su esposa Catalina, el príncipe Guillermo llevó en brazos a su hijo, tercero en la línea de sucesión a la Corona británica y ataviado con una reproducción del faldón de encaje y satén que portó la hija mayor de la reina Victoria, la princesa Real Victoria, cuando fue bautizada en 1841.

"Está preparado. Hasta ahora, todo bien", comentó sobre el niño a su familia el príncipe Guillermo.

Es la primera vez que el niño ha podido ser fotografiado en público desde que salió del hospital en el que nació el pasado 22 de julio en Londres.

Al bautizo, que ofició el arzobispo de Canterbury, asistieron solo 22 invitados elegidos por los duques de Cambridge, entre ellos los siete padrinos, todos ellos amigos personales de la joven pareja además de Zara Phillips, prima de Guillermo y nieta también de Isabel II.

La soberana, de 87 años, eligió para la ocasión un traje con pamela a juego de color azul mientras su nuera Camilla, esposa de Carlos, iba de blanco y la madre del niño optaba por el color beige, en ambos casos con tocados.

A la ceremonia asistieron además el duque de Edimburgo, de 92 años, esposo de la Reina, y el príncipe Enrique, segundo hijo de Carlos de Inglaterra y la fallecida Diana de Gales.

Los duques de Cambridge, el príncipe Guillermo y Catalina, padres del niño de tres meses, eligieron la Capilla real del palacio de Saint James, en Londres, en lo que se ha interpretado como una expresión de la voluntad de mantener discreta la ceremonia.

La princesa Beatriz, prima de Guillermo, fue la última niña de la realeza en ser bautizada en el palacio de Saint James, en 1988. Tanto el príncipe Guillermo como su padre Carlos y su abuela, la reina, fueron bautizados en el palacio de Buckingham.

La Capilla real fue además el lugar que albergó la capilla ardiente de Diana de Gales, abuela de Jorge, tras el accidente de tránsito que le costó la vida en París en 1997 cuando era perseguida por los fotógrafos.

El bautizo se hizosobre la pila bautismal Lily Font, que la reina Victoria encargó para el bautizo de su primera hija en 1841, y se usará agua del río Jordán, donde se dice que fue bautizado Jesús.

La Casa real desveló este mismo miércoles los nombres de los seis padrinos: Oliver Baker, compañero de universidad de los padres; Emilia Jardine-Paterson, compañera de universidad de la madre; Earl Grosvenor, hijo del duque de Westminster; Jamie Lowther-Pinkerton, que fue secretario de los padres; Julia Samuel, amiga de la fallecida princesa Diana, abuela del niño; Zara Tindall, prima del padre, y William van Cutsem, un amigo de la infancia también del padre.

Jorge, que si reina será Gobernador de la Iglesia de Inglaterra y Defensor de la fe, nació el 22 de julio en Londres.

El bautizo es una ceremonia esencial para el joven príncipe porque todos los monarcas deben ser miembros confirmados de la Iglesia de Inglaterra, que reúne a 80 millones de anglicanos.

últimas noticias