Beyoncé se enfrenta a su fama de diva

La estrella del pop niega haber desplegado un comportamiento irrespetuoso durante su última visita a las pirámides de Egipto.

Beyoncé con su esposo Jay-Z.AFP

Beyoncé se ha visto obligada a salir a la palestra mediática para desmentir rotundamente que exhibiera un comportamiento "arrogante" y maleducado durante una visita turística a las pirámides de Egipto en 2009, un episodio que ha salido a la luz a través de las declaraciones de un arqueólogo que, según su versión, recibió todo tipo de faltas de respeto por parte de la diva cuando se disponía a ofrecerle un recorrido personalizado por los emblemáticos monumentos de la zona.

"Nunca antes había tenido un problema con algunos de mis clientes, ya que suelen ser personas educadas y muy agradables que, sobre todo, quieren aprender. Pero lo que me ocurrió con esta señora es surrealista. Vino media hora tarde al punto de encuentro y ni se molestó en disculparse. Además se trajo un fotógrafo personal que impidió que el mío tomara fotos del recorrido, y que amenazó con romperle la cámara si se atrevía a utilizarla. Se comportó como una diva arrogante y, como yo no estaba dispuesto a aguantarlo, dije que era una estúpida y me marché", reveló el arqueólogo Zahi Hawass al diario británico The Independent.

Aunque la estrella del pop ha preferido mantenerse personalmente al margen del asunto, los representantes de Byeoncé se han apresurado a negar tajantemente las declaraciones del ya famoso arqueólogo, asegurando que tanto su testimonio sobre lo ocurrido como la polémica en general han sido "fabricados" con el objetivo de minar la imagen pública de la artista.

"Son todo mentiras y más mentiras. La última vez que Beyoncé estuvo en Egipto se produjo en el marco de su gira mundial, y la verdad es que tuvo muy poco tiempo para dedicarse a hacer turismo. Me parece muy desagradable que haya gente que se invente este tipo de cosas para herir a los demás", apuntó su publicista al portal E! News.

Temas relacionados

 

últimas noticias