En busca de coleccionistas

María F. Currea, gestora de proyectos de la fundación, dice que esperan ventas entre US$150.000 y US$200.000. Hasta el martes se presentarán 17 galerías de cinco países.

Fachada de Odeón durante la feria del año pasado. / Cortesía - Odeón

¿Buscan diferenciarse de ArtBo? ¿En qué sentido?

Odeón nace como iniciativa para apoyar a ArtBo. La calidad del arte colombiano y del público que viene y aprecia lo que pasa en Colombia, y también del público internacional, es enorme. Me atrevería a decir que Colombia es uno de los países más importantes en arte contemporáneo en América Latina. Por eso pensamos que la formación de un público es esencial. Que existan nuevos coleccionistas sin la prevención de tener que saber de historia del arte, sin ser conocedores del arte, y que tengan contacto con galerías y curadores. No somos una contraposición a ArtBo y no nacemos con espíritu de oposición: nacemos con la intención de sumarnos al movimiento, a los esfuerzos de galerías y curadores que hacen de Colombia un lugar para visitar. Y Odeón es una plataforma para los que se vinculan en el mercado del arte, y no sólo con galerías jóvenes. Galerías que estuvieron acá ya entraron en ArtBo.

¿A qué tipo de público apuntan?

Llevamos dos años con una programación constante, ampliando el público de Bogotá. La fundación tiene programación anual de artes plásticas; este año, por ejemplo, ya llevamos diez exposiciones. Apuntamos a un proyecto de ciudad, para que se puedan conocer esos formatos. Quienes visitan la feria pueden tener contacto directo con la gente vinculada.

¿Qué les han dicho los visitantes?

Uno de los motivos que nos llenan de alegría es que este sí es un espacio horizontal. Odeón es un escenario cálido, al que la gente (no sólo los coleccionistas ya establecidos) ve como una alternativa interesante. El público en general ha hecho sus primeras compras desde la primera versión. Tuvimos un gran porcentaje de nuevos compradores. Este formato permite que haya relaciones más cercanas entre espectadores y expositores. Ha sido un feedback que nos ha parecido fundamental. Es una de las marcas de Odeón.

¿En qué posición encuentran ustedes al público? ¿Cómo ha evolucionado su relación con el arte?

Esa pregunta es constante entre quienes le apostamos a generar estos espacios: ¿hay público para tanto arte? Hay más oferta y el público va a tener una opinión propia. Mira lo que pasó con el festival de teatro: no conocíamos el teatro, y hoy en muchas agendas está asistir. Entre más opciones haya, la gente puede construir su criterio, no sólo con críticas, sino con su propio criterio. Al ver muchas obras de arte puedo saber qué quiero, qué puedo obtener. Pienso que con la labor de ArtBo estos nueve años y el esfuerzo de las galerías mensualmente, el comercio del arte se está volviendo importante para los colombianos.

¿Cómo acercarse a posibles nuevos coleccionistas?

Odeón siempre ha trabajado para tener una relación cercana con los invitados. Siempre hemos empezado con una fiesta y mostramos qué es lo que está pasando. Tenemos una propuesta anual, constante, y trabajamos todos los meses para generar clientes permanentes que se acerquen a hablar con curadores. Es una construcción de público. Y trabajamos en red: Odeón es una plataforma para el encuentro de artistas, galerías y curadores y buscamos encontrar los espacios para mantener un espacio constante.

¿Cómo ven el coleccionismo en el país?

Hoy hay más coleccionistas en Colombia y esto se debe al trabajo de las ferias. Ahí se marca el pulso. Es en las ferias donde se puede ver qué se colecciona. Y el esfuerzo de Odeón, ArtBo y las galerías en el año ha hecho que nuevos coleccionistas vean esta opción para invertir su dinero, compartir con los artistas y afectar positivamente su calidad de vida. El número de coleccionistas serios es mucho mayor que hace cinco o diez años.

Hablemos de cifras exactas: ¿cuánto vendieron en la feria de 2012?

El año pasado tuvimos ventas de US$100.000, y este año esperamos ventas de entre US$150.000 y US$200.000.

¿Qué países se encuentran más interesados en el arte colombiano?

En Latinoamérica: Argentina, Perú y Ecuador. También México y Estados Unidos. España ve a Colombia como uno de los centros de arte contemporáneo.

¿Existen tendencias del arte que estén quedando por fuera de las ferias?

No hablaría de tendencias. La verdad pienso que esta efervescencia de octubre ha generado que nuevas personas y artistas, galeristas, que en otras épocas no veían escenarios para generar propuestas, hoy vean propuestas para crear sostenibilidad en el tiempo y formular proyectos. Es un poco la efervescencia de lo que pasa en el país lo que hace que se unan los interesados. Pienso que cada espacio forma su público y es fundamental. El trabajo de cada nuevo espacio, trabajar mucho por generar personas con opiniones informadas, espectadores, es el esfuerzo de cada nuevo proyecto. Es fundamental. No es cuestión de que se estén quedando tendencias por fuera, sino que la gente tiene más confianza para abrir proyectos a largo plazo.

[email protected]

@acayaqui

últimas noticias

Cúcuta, una feria sin fronteras