La cruda imagen de Colombia en Berlín

Regiones inhóspitas de Caquetá, Nariño y Chocó, así como la situación de abandono y la presencia latente del conflicto, los temas.

Imagen de La Sirga, una de las películas exhibidas en el Festival de cine español de Berlín. / Fotos: cortesía Wanling CHANG MPM Film

La pobreza, el abandono de algunas regiones por parte del Estado, el miedo y la zozobra latente con que viven los habitantes de determinadas zonas inhóspitas de Colombia y la inoperancia de algunas instituciones públicas son algunos de los aspectos que muestran las producciones colombianas que se están presentando en Berlin en el marco del 2. Spanisches Filmfest Berlin.

Un total de dos largometrajes, un documental y más de una decena de cortometrajes conforman la muestra de cine colombiano que inaugura este año la sección “Con otros acentos” del Festival de cine español de Berlín que concluye mañana domingo. Este festival muestra lo más reciente del cine de España, pero a partir de este segundo año también ha abierto un espacio para el cine latinoamericano. Colombia fue la llamada a abrir esta nueva sección.

La Sirga, de William Vega y Porfirio de Alejandro Landes, el documental Don Ca, de Patricia Ayala, y un programa de los cortos ganadores durante el Festival de cortometrajes El Espejo, de Canal Capital, estarán en la cartelera de dos tradicionales salas de cine de la capital alemana: Babylon y Moviemento.

El pasado martes se inauguró la sección al ritmo de puya por parte del Grupo Colombia Carnaval, con la proyección de La Sirga. Tras el film, algunos de los cerca de 300 asistentes aún se cuestionaban sobre la veracidad de esa realidad. Un lugar desolado a las orillas de la laguna La Cocha, en Nariño, donde una joven intenta buscar refugio en un decadente hostal del único familiar que tiene, huyendo del conflicto armado que la desterró y la dejó sin padres. Un espectador, aunque ecuatoriano, se preguntaba si realmente se podría vivir así en un zona de páramo en una casa de tablas casi podridas o si había sido acondicionado para la película.

Porfirio, ganadora de varios premios internacionales de cine, muestra la decadente vida de un hombre parapléjico en Florencia, Caquetá que acusa e intenta demandar al Estado por su discapacidad. Y Don Ca presenta una región olvidada del Chocó donde el tema del conflicto se ve como telón de fondo. Los dos personajes son reales.

En diálogo para El Espectador, el director del Festival, Santiago Gómez Rojas, señaló que se trató de una coincidencia el hecho de que dichas producciones tuviera de fondo el tema del conflicto. “El criterio para elegir las películas ha sido la calidad en guión, técnica, dirección e interpretación. Y bueno, eso es lo que hay ahora mismo. Entre las temáticas que más se tratan en Colombia está el conflicto porque es una realidad del país y nos hubiese gustado tener otras películas, pero lamentablemente esas películas ya estaban presentadas por una muestra de cine que recientemente había hecho la Embajada de Colombia”, indicó Gómez.

Durante el Festival también habrá una jornada de charlas alrededor de la cinematografia, en la que la directora de Don Ca, Patricia Ayala, hablará sobre las líneas temáticas y búsquedas estéticas en el documental contemporáneo en Colombia y participará en una mesa redonda sobre el tema ficción documental junto a dos directores españoles, Hammudi Al-Rahmoun y Neus Ballús.

 

últimas noticias

Tocando acordes para un sueño

Mickey: el ratón noventón

Will Smith correrá en una maratón en La Habana