El diapasón de la ciudad sagrada

El Cuarteto Jerusalem (Jerusalem String Quartet) comenzó su actividad musical a finales de la década de los noventa. Hoy se caracteriza por el constante crecimiento de su repertorio.

Los integrantes del Cuarteto Jerusalem son Sergei Bresler (segundo violín), Amijai Grosz (viola), Alexander Pavlovsky (primer violín) y Kyril Zlotnikov (violonchelo). Cortesía Teatro Mayor

La competencia es clara y directa. Cuando el número de conciertos del Cuarteto Jerusalem, de Israel, asciende con rapidez, sus integrantes parecen preocuparse y hacen que la cantidad de autores que integran su repertorio se incremente sin contemplación. El reconocimiento de la agrupación durante la última década ha provocado una avalancha de contratos en los cinco continentes, y esa agenda copada es el motor más importante para que el grupo tome medidas y no firme exclusividad con un compositor o un período musical específico.

El Cuarteto Jerusalem (Jerusalem String Quartet) comenzó a integrarse de manera paulatina a finales del siglo pasado. Su intención en un comienzo era aportar su propia visión artística a partir de las partituras de los grandes compositores clásicos. Incluso, su impacto inicial sirvió para que la Sala de Conciertos del Banco de la República (Bogotá) los tuviera en cuenta para su programación durante el año 2000. El debut fue más que exitoso y un año más tarde regresaron para exhibir un repertorio que también incluía obras contemporáneas.

Una de las particularidades que más llamaron la atención del público y los críticos en Colombia fue la facilidad con la que estos dos violines, viola y chelo provenientes de la denominada Ciudad Sagrada logran imponer su estilo sin importar el compositor abordado. Ese mismo riesgo ha sido el que les ha permitido a sus integrantes multiplicar el nombre de autores asimilados, apropiados y, a la postre, homenajeados.

Joseph Haydn (1732-1809), Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), Ludwig van Beethoven (1770-1827) y Franz Schubert (1797-1828) fueron los autores que motivaron la creación del Cuarteto Jerusalem. Con ellos comenzó la aventura de hacer recitales íntimos que después se fueron transformando en conciertos de dominio masivo.

Ya con un reconocimiento destacado en escenarios de Asia y Europa, el cuarteto se adentró en otro tipo de sonoridad y convocó indistintamente a Antonín Dvorák (1841-1904), Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893), Aleksandr Borodín (1833-1887), Claude Debussy (1862-1918), Maurice Ravel (1875-1937) y Dmitri Shostakóvich (1906-1975) para ampliar su campo de acción y tener el rango suficiente para contemplar su ingreso al estudio de grabación.

Los integrantes del Cuarteto Jerusalem son Alexander Pavlovsky (primer violín), Sergei Bresler (segundo violín), Amijai Grosz (viola) y Kyril Zlotnikov (violonchelo). Por separado y en conjunto tuvieron la asesoría permanente del maestro Avi Abramovitch, quien siempre los llevó al límite y los obligó a exigirse cada día más.

Por eso en la temporada 2013-2014 el grupo se concentró en la ejecución de los Quince cuartetos de Dmitri Shostakóvich y adelantó ciclos completos de estas obras en Londres, Hamburgo y Bruselas, aunque en sus conciertos debió incluir piezas de Mozart, Haydn y Beethoven. Además, el colectivo hizo estrenos mundiales de las obras para cuarteto del compositor británico Brian Elias (1948), sin olvidar sus ambiciosos proyectos en torno a Leoš Janácek (1854-1928) y Bedrich Smetana (1824-1884).

El Cuarteto Jerusalem celebra en el Festival Bogotá es Mozart sus 20 años de actividad mostrando que en su diapasón cabe todo el arte musical.

 

Hoy, 5:30 p.m., Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, calle 170 Nº 67-51. Información y boletería: www.primerafila.com.co.

Temas relacionados
últimas noticias

Paris Jackson confirma su bisexualidad

¿Qué pasó con el Instagram de Miley Cyrus?