Rubén Blades: un concierto para celebrar sus 50 años de carrera musical

El artista panameño, que compartirá escenario con Yuri Buenaventura y Monsieur Periné, se presentará este viernes en el Movistar Arena en Bogotá.

A lo largo de su vida artística, el panameño ha publicado más de 20 discos y ha recibido 13 Premios Grammy.AFP

Rubén Blades se presenta en el Movistar Arena para celebrar, con todos sus fanáticos, sus 50 años de carrera musical. Compartirá escenario con Yuri Buenaventura y Monsieur Periné. 

Rubén Blades le puso punto final a la discusión. El interrogante se centraba en los alcances de la salsa como uno de los géneros literarios. Él se limitaba a responder de manera afirmativa y cambiaba el tema recurriendo a una de las tantas escenas que alimentan su cabeza inquieta. Sin embargo, cuando la controversia fue impulsada por Gabriel García Márquez, no le quedó otro remedio que hacerle frente a la discordia y ejemplificar el tipo de relación que se podía edificar entre el ritmo latino y la expresión más pura de la palabra.

En uno de los tantos encuentros que sostuvieron el nobel colombiano y el cantautor panameño, el músico le prometió que iba a escribir un cuento corto y que lo cantaría sin un acompañamiento instrumental riguroso. Así, estructuró la composición GDBD (Gente Despertando Bajo Dictadura), que apareció publicada en el trabajo discográfico Buscando América (1984). El registro fue un éxito en el que brillaron varias de sus composiciones, pero muy poca gente se dio cuenta de que ese tema no era una canción, sino un cuento corto cantado. (Puede leer: Rubén Blades, salsa y revolución)

Tan pronto GDBD llegó a los oídos de García Márquez, el escritor entendió que la discusión había llegado a su fin y se comunicó con Blades para decirle que la salsa podía ser perfectamente un estilo literario. Más adelante le manifestó su sorpresa al encontrar elementos de crónica periodística en sus canciones y valoró mucho la presencia de contenidos sociales en un estilo de música desarrollada, en principio, para agitar la rumba.

“Desde entonces, me sigue interesando crear temas que posean una dimensión humana, universal y, por ende, eterna. Simplemente me dediqué a explorar áreas que otros artistas no desarrollan, por razones individuales y respetables”, cuenta Blades.

Pero así como asumió el liderazgo para estrechar el vínculo entre la literatura y su estilo musical por excelencia, Blades no cae en la tentación de deslizarse en discrepancias como los puntos de encuentro entre el son y la salsa. Para él es un asunto de intención, de planteamiento. Mientras el primero es eminentemente de campo y plantea un sentimiento guajiro, vernáculo, la salsa es más urbana y tiene mayores influencias internacionales. Punto.

“Para mí esa discusión está cerrada, mientras el proceso de aprender no cesa. Ahora, por ejemplo, entiendo mejor lo que hago y creo que ejecuto mejor mi trabajo. La voz aún la mantengo, sobre todo en el registro alto, cosa que me sorprende pues nunca fui un cantante de irme muy hacia esas notas. Pienso que la gente desea escuchar temas específicos y eso me impide considerar números que me gustan, pero que son más desconocidos para el público, como Contrabando o Ella se esconde”, dice Rubén Blades, uno de los artistas latinos más importantes. 

Entre 2004 y 2009 el cantautor ocupó el cargo de ministro de Turismo de su país. Durante este ejercicio adquirió un nivel superlativo de paciencia. Jamás había sido uno de sus fuertes, y como nunca había tenido jefes, estaba acostumbrado a hacer su voluntad sin detenerse a pensar en las consecuencias. Antes de su paso por el rol de servidor público tendía a ser más obstinado, pero a partir de su exposición política aprendió a escuchar, a examinar otros argumentos y a ampliar el panorama, lo que también repercutió en su propuesta creativa.

“Ahora pienso que cada registro discográfico es un milagro. Me di cuenta de que cuando usted escribe algo no sabe si va a poder escribir otra cosa por el resto de su vida. El estudio de grabación es siempre un descubrimiento. Y cuando el proceso creativo se repite, adquiere para mí un tono de casi magia del que surgen las demás ideas que desarrollo”, confiesa Rubén Blades. 

530373

2019-11-15T16:10:18-05:00

article

2019-11-15T16:12:25-05:00

none

Juan Carlos Piedrahíta B.

Gente

Rubén Blades: un concierto para celebrar sus 50 años de carrera musical

74

4346

4420