Estrellas de Hollywood despiden a Philip Seymour Hoffman

Su féretro llegó al mediodía y fue cargado ante la mirada de su expareja, Mimi O'Donnell, y sus tres hijos.

Philip Seymour Hoffman falleció el domingo a los 46 años por una aparente sobredosis de heroína.Efe

Meryl Streep, Cate Blanchett y una constelación de estrellas de Hollywood despidieron el viernes al actor estadounidense Philip Seymour Hoffman en un discreto funeral organizado por su familia en una iglesia de Manhattan.

Además de Streep y Blanchett, en la ceremonia en la iglesia católica de San Ignacio de Loyola, en Park Avenue, estuvieron presentes los actores Ethan Hawke, Justin Theroux, Joaquín Phoenix, Michelle Williams y el cineasta Spike Lee, entre otros. (Ver galería Estrellas de Hollywood despiden a Philip Seymour Hoffman).

Hoffman, de 46 años y quien había ganado un premio Óscar en 2006 por su interpretación de Truman Capote, fue hallado sin vida el domingo pasado en su apartamento de Manhattan por una aparente sobredosis de heroína.

Su féretro llegó al mediodía y fue cargado a hombro de manera solemne por una decena de personas ante la mirada de su expareja, Mimi O'Donnell, y sus tres hijos.

La ceremonia, que duró un hora y media, y a la que asistieron unas 400 personas, fue cerrada a la prensa. Sólo aquellos incluidos en la lista de invitados pudieron entrar en la iglesia, fuertemente custodiada por la policía.

Muchas de las estrellas presentes el viernes también estuvieron el jueves por la noche en el velorio del actor en la elegante casa de sepelios Frank E. Campbell, en el mismo barrio del Upper East Side. (Ver galería Funeral de Philip Seymour Hoffman).

Decenas de cámaras, fotógrafos y periodistas se encontraban frente la iglesia, la misma en la que se realizó en 1994 el funeral de Jackie Kennedy Onassis, la mujer del asesinado presidente estadounidense John F. Kennedy.

Al final de la ceremonia, algunos amigos se quedaron largo rato en la puerta consolándose.

La familia está preparando un servicio religioso mayor para fin de mes, indicó el jueves la prensa local.

A la espera de los resultados de la autopsia

Considerado como uno de los exponentes más talentosos de su generación, Hoffman atravesaba un muy mal momento personal y había caído otra vez en el consumo de drogas, la adicción que ya había puesto en peligro su vida cuando tenía 22 años.

En mayo de 2013, Hoffman había pasado diez días en un centro de rehabilitación para intentar curarse, en particular del uso de heroína, una droga que crea fuerte dependencia.

En los últimos meses había abandonado la casa en el barrio del West Village que compartía con O'Donnell y sus hijos de 10, 7 y 5 años, y se había mudado a un apartamento cercano.

Su autopsia no arrojó resultados concluyentes, por lo que la Oficina Forense de Nueva York anunció exámenes adicionales.

La policía encontró varios sobres de heroína junto al cuerpo del actor. En un registro más minucioso efectuado más tarde, se incautaron más de 50 dosis de la misma sustancia, jeringas y pastillas.

En el marco de la investigación de su muerte, la policía detuvo el martes por la noche a cuatro personas en un operativo llevado a cabo en un domicilio en el sur de Manhattan en el que se incautó una "gran cantidad" de heroína.

Tres de esos individuos, dos hombres y una mujer, fueron procesados, indicó la fiscalía de Manhattan. La otra persona fue liberada.

Con unas 50 películas en su trayectoria, Hoffman era extremadamente querido y respetado en el mundo del cine, principalmente por la exigencia de sus elecciones. Trabajaba tanto en filmes de los grandes estudios como en producciones independientes.

Además del Óscar ganado en 2006, recibió otras tres nominaciones de la Academia, por actor de reparto en "Charlie Wilson's War" (2008), "Doubt" (2009) y una de sus últimas películas, "The Master" (2013).