Humanidad en el cuerpo de un robot

La primera cinta de superhéroes realizada por Disney presenta la historia de un joven que encuentra paz de la mano de una máquina, mezclada con la aventura de derrotar a un villano que amenaza con destruir todo.

Hiro volando con Baymax. / Ilustraciones tomadas del libro ‘The Art of Big Hero 6’, Jessica Julius

Uno de los aspectos más llamativos de Grandes héroes es quizá uno de los más desconocidos de la película: esta es la primera cinta de superhéroes que realiza Disney, un estudio con más de 50 producciones animadas.

La fórmula Disney para aproximarse al mundo de los superhéroes toma elementos prestados de algunas de las empresas que el conglomerado ha absorbido en los últimos años, como la línea narrativa de Big Hero 6, una historieta con apenas 13 números publicados bajo el sello Marvel (compañía comprada por el estudio de animación en 2009), que sirvió de base para el desarrollo de la cinta. Además de esto también está el elemento Pixar, bajo cuyo paraguas se han desarrollado algunos de los personajes más memorables del cine animado gracias a un tratamiento cuidadoso de la historia y la inclusión de emociones mejor comprendidas por los adultos, pero en un contexto que también apela al público infantil.

En el medio de esta combinación de recursos se encuentra Grandes héroes, un proyecto cuyo desarrollo comenzó en 2010. La cinta muestra la lucha de Hiro Hamada y sus amigos, todos jóvenes prodigios de la robótica, contra un villano llamado Yokai, que amenaza con destruir la ciudad de Hiro, una mezcla entre San Francisco y Tokio convenientemente llamada San Fransokio. Este es el escenario básico de la aventura de superhéroes, la parte de la película que condensa la mayoría de las secuencias de acción y que dota al protagonista con una tarea que ha de definir su identidad y su vida.

Pero en el fondo, la cinta es una historia acerca de la pérdida e incluso el abandono: Hiro, hijo de padres que jamás aparecen y quien se encuentra bajo el cuidado de una tía, pierde en un accidente a su hermano mayor, Tadashi, y quizá su gran lucha es sanar esta honda herida. Su cura viene en la forma de un robot, diseñado por Tadashi para ser una especie de avanzado enfermero: Baymax.

Es aquí donde la película brilla más alto quizá, pues, muy en el estilo de Pixar, muy en el estilo de Wall-E incluso, Baymax se presenta como una criatura adorable, una entidad que sólo es amabilidad y bondad y que se aproxima al mundo a través de una pregunta básica: “¿cómo puedo ayudarte?”.

El desarrollo visual de Baymax es uno de los mayores logros de la película, pues, a pesar de ser utilizado por Hiro como un robot de combate para salvar a su ciudad de la destrucción planteada por Yokai, el enfermero es algo así como un enorme malvavisco sin un rostro demasiado definido, pero con un rango emocional amplio y efectivo: a pesar de su torpeza inicial, Baymax logra ser percibido como mucho más que una máquina, acaso un hermano mayor, una presencia reconfortante y plena de amor.

La aventura de superhéroes le permite a Hiro tener un propósito más amplio que la venganza; el joven culpa a Yokai de la muerte de su hermano. Pero en esa búsqueda de castigo y acaso algo de justicia inmediata, el personaje se desvía hacia un lado oscuro en el que, se intuye, sólo hay dolor y destrucción. Baymax, claro, salva al héroe de ceder ante sus instintos más primitivos y de ahí emerge la pequeña cruzada contra el villano, ahora sí una empresa renovada y con un sentido más puro.

Aunque quizá era una necesidad narrativa, pues en últimas se trata de una película de superhéroes, la verdadera aventura de la cinta tal vez está lejos de las persecuciones y la acción, de la pelea entre el bien y el mal. La riqueza más grande de la cinta se encuentra en la relación de un joven que encuentra sanación y paz al lado de un robot. Así suene algo contradictorio el asunto, en últimas se trata de una historia profundamente humana, cargada de una belleza simple que atraviesa con facilidad el umbral de la edad. Disney para todos, aunque sin la fábula moralizante.

 

 

[email protected]

Temas relacionados

 

últimas noticias