Indialucía: la fusión de la India con el flamenco

El grupo, que se destaca por la fusión de baile y música de la India con el flamenco, se presentará el 9 de mayo en la capital del país y por primera vez en Latinoamérica.

Leo Vertunni (sitar). Giridhar Udupa (ghatam, kanjira). Miguel Czachowski (guitarra flamenca). Anandita Basu (canto y danza). Isaac Peña (cajón). / Cortesía
Durante el ensayo se abre el telón y se ve a un hombre maduro que tiene una guitarra clásica aferrada como extensión de sus brazos. Desliza los dedos por las cuerdas mientras lo acompañan tres personas con las palmas. Así es como Miguel Czachowski continúa dándoles vida a las notas del flamenco, ese ritmo que, según musicólogos, surgió entre gitanos, musulmanes, judíos y habitantes asentados en Andalucía, sur de España.
 
Un sincronizado cierre del compás en las palmas marca el cambio de ritmo y entra en escena el sitar, instrumento característico de la tradición clásica de la música de la India. Tanto la guitarra como el sitar son ejecutados de forma rápida e   interactúan con el cajón y la tabla, instrumentos de percusión propios del flamenco y la música india, respectivamente. Provienen de diferentes tradiciones, pero entran en armonía.
 
Una serie de sonidos forjados en la diversidad cultural de Europa e India se fusionan en un solo escenario. Indialucía, grupo formado en 1999, se ha especializado en  esta combinación, que tendría su primer fruto en 2005 con  Indialucía, distinguido por los críticos musicales de la Radio Nacional de Polonia con el Wirtualne Gesle al mejor álbum. La música del disco fue banda sonora de la película de Hollywood Los elegidos II (2009). En septiembre de 2014 lanzaron Acatao, que en caló —una lengua gitana— quiere decir “reunidos”.
 
Miguel Czachowski, originario de Polonia, es el director, compositor, arreglista, guitarrista flamenco y uno de los fundadores de Indialucía. En India aprendió a tocar el sitar. Lanzó el proyecto con su maestro, Avaneendra Sheolikar, y el tablista Sandesh Popatkar. La formación no es estática, pues el número de músicos en el escenario puede variar de un concierto a otro. A veces cuatro y a veces ocho, como harán en Bogotá. Tienen colaboradores invitados que enriquecen la fusión en una apuesta colectiva. Si alguno de los tres miembros de base no pueden asistir, envían estudiantes avanzados.
 
¿Qué tienen que ver con Colombia?
 
Anandita Basu, una de sus integrantes, vive en Colombia desde hace nueve años. Nació en India, estudió sociología y se ha formado como artista desde los cuatro años, de la mano de su madre, cantante reconocida en el país asiático. Se casó con colombiano y desde 2007 es profesora de música y danzas de la India en la U. Javeriana.
 
Basu hizo parte de Indialucía en su segunda producción discográfica e invitó al grupo a Colombia (primera vez que están en A. Latina). Quiere dar a conocer la propuesta musical y difundir las costumbres de su país, pues cuando llegó a Colombia encontró un imaginario generalizado que confundía la danza y la música de India con la danza árabe. El 9 de mayo estarán  en el teatro Fundación Gilberto Alzate Avendaño.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

La verdad sobre la sobredosis de Demi Lovato